EE.UU: El gobierno los acusa a jueces de demorar órdenes de deportación a ilegales

La remoción de un juez, aparentemente porque demoraba las órdenes de deportación, planteó un fuerte enfrentamiento entre el gobierno y los jueces de inmigración, que acusaron al Departamento de Justicia y su titular Jeff Sessions se socavar la independencia de esos tribunales.

La Asociación Nacional de Jueces de Inmigración, el gremio de estos juristas, pidió a la Oficina Ejecutiva para la Revisión de los Casos de Inmigración, órgano del Departamento de Justicia, que declare por escrito que no va a interferir con “la autoridad de tomar decisiones” de los jueces ni a reasignar los casos. Voceros del sindicato dijeron que había casos reasignados aparentemente para conseguir los resultados deseados por el gobierno .

“La independencia en las decisiones de los jueces de inmigración está en jaque”, declaró la jueza de Los Ángeles A. Ashley Tabaddor . “Si se permite que esto persista, el departamento puede sencillamente elegir los juzgados donde puede conseguir los resultados que desea”.

La querella fue motivada por el caso de un inmigrante guatemalteco que llegó a EE.UU. como un menor no acompañado hace varios años y no acudió a varias audiencias. Abogados del Departamento de Seguridad Nacional habían pedido al juez que emitiese una orden de deportación en vista de que el hombre no se presentaba. El juez Steven A. Morley dejó el caso en suspenso para averiguar si se habían enviado las citaciones correspondientes.

El Departamento de Justicia decidió entonces reasignar el caso a un juez que viajó desde Virginia para atender el asunto y emitió la orden de deportación.

back to top