El Comité de Derechos Humanos de la ONU reafirmó el derecho de Lula a ser candidato

El Comité de Derechos Humanos de la ONU reafirmó su decisión del mes de agosto de que el Estado brasileño debe asegurar la candidatura del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), aseguró este lunes la abogada defensora Valeska Martins.
 
La decisión "deja bien claro que Brasil está obligado al cumplimiento de las decisiones del Comité y recuerda que todos los poderes, tanto el Legislativo como el Ejecutivo y el Judicial, en ámbitos nacional, regional o local, están obligados a cumplir las decisiones del Comité", dijo Martins en rueda de prensa.
 
El pasado 17 de agosto el Comité de DDHH de la ONU, que vela por el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, determinó que Lula debía conservar sus derechos políticos (en su caso, ejercer como candidato a la presidencia) y por lo tanto podía hacer campaña desde la cárcel hasta que no se hubieran agotado todos los recursos judiciales.
 
Sin embargo, el Tribunal Superior Electoral de Brasil no tomó en consideración esta decisión, que no consideró vinculante ni aplicable a la legislación brasileña, y vetó la candidatura de Lula para los comicios de octubre.
 
Según explicaron los abogados del líder del Partido de los Trabajadores (PT) este nuevo pronunciamiento del Comité de Derechos Humanos de la ONU se produce después de un requerimiento realizado por ellos tras la negativa de la justicia electoral a cumplir la decisión.
 
"Analizaremos cómo implementar esta decisión, no hay espacio para que no se cumpla; la ONU determina que el Estado parte no puede invocar su ley interna para incumplir una decisión del comité de Derechos Humanos", subrayó el abogado Cristiano Zanin Martins.
 
La defensa del expresidente también recordó que Brasil se "obligó" a cumplir este tipo de decisiones firmando un tratado y que se manifestó hasta en tres ocasiones diciendo que iba a seguir las decisiones del comité.
 
Los abogados también aseguraron que informarán al Tribunal Supremo Federal de esta nueva decisión de la ONU como complemento a los recursos ya presentados en esta corte que pedían extender el plazo para que el PT pueda hacer cambios en la candidatura presidencial.
 
Cuando la Justicia Electoral vetó la candidatura del expresidente también dio al partido un margen de diez días para que le sustituyera, y el plazo termina mañana, día 11 de septiembre.
 
Es muy probable que Lula acabe siendo sustituido por su candidato a vicepresidente, Fernando Haddad, quien fuera su ministro de Educación y alcalde de São Paulo. (Sputnik)

back to top