EE.UU: Un exmarine, el autor de la masacre en un bar de California

El hombre que irrumpió en un bar en Thousand Oaks, California (EE.UU.), y abrió fuego indiscriminadamente contra un centenar de clientes matando a doce personas, incluido un agente de seguridad, y dejando a veinticinco heridos la noche del miércoles, es un antiguo soldado de 28 años, según ha informado el sheriff del condado de Ventura, Geoff Dean, a los periodistas.

El autor del tiroteo, que presuntamente se habría suicidado tras ejecutar 30 disparos contra la sala repleta de gente, ha sido identificado como Ian David Long, un veterano de guerra que había servido en el cuerpo de élite de los infantes de la Marina de Estados Unidos.

A juzgar por las explicaciones del sheriff se sospecha que el exmarine podría sufrir un trastorno de estrés postraumático. “Hemos tenido muchos contactos con el señor Long a lo largo de los años por incidentes menores”, señaló Dean. El pasado abril, la policía fue a su casa donde estaba comportándose de forma “irracional”, lo que llevó los expertos policiales a atribuirlo a trastornos psicológicos, añadió el jefe de la policía.

Finalmente, Long no fue arrestado ni internado en ningún centro de salud mental pero dejó a la policía con la impresión de que el hombre estaba sufriendo un trastorno de estrés postraumático debido a sus antecedentes militares.

Ian David Long era un artillero decorado por el cuerpo de la Marina desplegado en Afganistán y que había tenido varios problemas previos con la aplicación de la ley, dijeron el jueves policías y oficiales de la Marina.

El exmarine vivía con su madre en Newbury Park, un próspero suburbio de bungalows californianos y jardines bien ordenados, a unos 6,4 kilómetros de Borderline Bar & Grill, el bar donde se produjo la masacre. Una vecina dijo que “era un poco solitario”.



Long se unió a la Infantería de los Marines en 2008 y alcanzó el rango de “cabo” antes de dejar el servicio activo en 2013, escribió en un correo electrónico Joseph Butterfield, un portavoz de la Infantería.

El joven sirvió en la guerra de Afganistán durante siete meses a partir de finales de 2010 y recibió múltiples cintas, elogios y medallas, según informa el cuerpo de la Marina. No quedó inmediatamente claro qué hizo después de abandonar el servicio activo.

Una bandera estadounidense colgaba el jueves en el garaje de la casa de Long cuando la policía se reunió afuera. Una camioneta roja estaba estacionada en el camino de entrada.

Según los registros públicos, Long parecía ser el nieto de H. Daryl Foley, un ex comandante de la Armada de los Estados Unidos que pasó 30 años en el servicio y murió en 2010. La madre de Long, Colleen Long, ha trabajado durante más de ocho años como analista para Dole Food Co, según sus perfiles de redes sociales.

Doce muertos en 15 minutos

Empleando una bomba de humo, Long entró en el local sobre las 23:20 hora local y empezó vaciar su arma semiautomática, una pistola Glock que estaba diseñada para disparar al menos hasta 10 tiros seguidos. Primero mató al portero del establecimiento y a la cajera, ambos personas jóvenes.

Los jefes del bar gritaron a todo el mundo que se echara al suelo mientras algunos clientes usaron taburetes para romper las ventanas del segundo piso y saltar a una zona a salvo. “Es una escena horrible”, lamentó el sheriff Dean describiendo cómo quedó el local tras la masacre que duró unos 15 minutos, “hay sangre por todas partes”.
Dos mujeres envueltas en una sábana abandonan el área del tiroteo cerca del bar Borderline en la localidad de Thousand Oaks, California

Unas cien personas habían acudido a una fiesta universitaria de baile country que organizaba el bar Bordeline, un lugar frecuentado por estudiantes de la cercana Universidad Luterana de California, como casi cada miércoles, cuando la noche se volvió tragedia. Las víctimas probablemente tenían entre 21 y 26 años, como la mayoría de los asistentes.

Cuando llegó la policía, Long ya estaba muerto, presumiblemente se habría disparado con su propia arma. Las autoridades descartan el motivo terrorista como móvil del tiroteo pero reconocen que no tienen “idea de sus motivos”.(EFE)

back to top