EE.UU: La senadora demócrata, Elisabeth Warren anunció su candidatura a la presidencia

La senadora demócrata Elizabeth Warren, considerada una de las más progresistas de la Cámara Alta de Estados Unidos, ha anunciado esta madrugada de manera oficial su campaña para las elecciones presidenciales de 2020.

“Esta es la lucha de nuestras vidas, la lucha para construir un país donde los sueños son posibles. (...) Y este es el motivo por el que estoy hoy aquí para anunciar que soy candidata a presidenta de Estados Unidos”, dijo Warren ante la multitud congregada en Lawrence (Massachusetts).

En su discurso, Warren criticó al sistema estadounidense, que aseguró que ha dejado “hundida” a la clase media del país: “Las personas más ricas y poderosas de Estados Unidos han presionado en Washington y han pagado a políticos para inclinar el sistema año tras año”.

Al acto del anuncio oficial acudieron el senador Ed Markey, que este viernes presentó un ambicioso plan para contrarrestar el cambio climático, y el miembro de la Cámara de Representantes Joe Kennedy III, de la familia de los Kennedy.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha reaccionado al anuncio burlándose de la senadora: “Hoy Elizabeth Warren, a veces referida por mí como Pocahontas, se unió a la carrera para presidente. ¿Se postulará como nuestra primera candidata presidencial nativa americana, o ha decidido que después de 32 años esto ya no está funcionando tan bien?”, dijo Trump en su cuenta de Twitter. “¡Nos vemos en la campaña, Liz!”, añadió el mandatario.

Y es que el anuncio de Warren llega en un momento en el que su popularidad ha bajado después de que la senadora publicara en octubre los resultados de una prueba de ADN para demostrar que probablemente tiene raíces de nativos americanos.

El diario The Boston Globe publicó el resultado de una prueba de ADN que, en un primer momento, demostraba “pruebas sólidas” de que hubo un nativo americano en el árbol genealógico de Warren.

Sin embargo, horas más tarde, el rotativo de Boston reconoció que hubo un “error matemático” al calcular la herencia genealógica de Warren y que, en realidad, la política tiene entre 1/64 y 1/1.024 de origen nativo americano.

Ese paso provocó las burlas de Trump, que la ha llamado “Pocahontas” en repetidas ocasiones, y el enfado de la tribu indígena Nación Cherokee, que aseveró que el uso de una prueba de ADN para demostrar “cualquier conexión” con orígenes nativoamericanos “es inapropiado e incorrecto”.

En 2012, la legisladora dijo que tenía raíces indígenas, pero la falta de pruebas al respecto y su decisión de identificarse como nativoamericana en el directorio de la Asociación de Escuelas de Derecho de EE.UU. llevaron a Trump y otros conservadores a acusarla de haber mentido sobre ese punto para avanzar en su carrera.

El jefe de la campaña electoral de Trump de cara a 2020, Brad Pascale, ha tildado hoy a Warren de “fraude” y ha vaticinado que su campaña será “deshonesta”. “Warren ya ha sido expuesta como un fraude por parte de los nativos americanos después de hacerse pasar por una indígena y cometer una falta de respeto para avanzar en su carrera profesional. (...) El pueblo estadounidense rechazará su campaña deshonesta”, dijo Pascale en un comunicado.

La candidatura de la senadora Warren, considerada una de las más progresistas de la Cámara Alta estadounidense, se suma a otros senadores de su partido que ya han anunciado su intención de llegar a la Casa Blanca, como Cory Booker, Kamala Harris y Kirsten Gillibrand, mientras que se espera que el también progresista Bernie Sanders y la legisladora Amy Klobuchar se añadan a la contienda próximamente.

Uno de los primeros en hacer oficial su campaña electoral para los comicios presidenciales de 2020 fue el latino Julián Castro, que fue secretario de Vivienda durante el Gobierno de Barack Obama (2009-2017).

back to top