Nueva Zelanda: Uno de los autores de la matanza transmitió el ataque por las redes

Un ataque terrorista coordinado sin precedentes en el país a dos mezquitas de la ciudad de Christchurch ha dejado ya decenas de muertos. Uno de los asaltantes, un australiano de 28 años que responde al nombre de Brenton Tarrant ha emitido la matanza en directo por las redes sociales a través de una GoPro.

El vídeo, de poco más de un minuto, es estremecedor. En él se puede ver la visión subjetiva del tirador. Se observa cómo va circulando por la calle hasta que gira a la derecha y se adentra en un recinto. Después de cruzar parte del parking, se detiene delante de la puerta de acceso a una de las mezquitas atacadas. Ahí es cuando aparece por primera vez en la imagen un fusil. Empieza la masacre.

Para empezar, acaba sin titubear con la vida de las personas que franquean la puerta de entrada al edificio. Acto seguido, y a punto de adentrarse en la mezquita, lanza el fusil al suelo para enarbolar una especie de metralleta que efectúa muchos más disparos en menos tiempo que el arma anterior.

Una vez ya dentro, va disparando a todo aquel que se cruza con él. Las imágenes son de una crudeza indescriptible. Se oyen los disparos que va efectuando y los gritos de las personas que ocupan en inmueble.

Abre fuego a discreción mientras va recorriendo todos los pasillos del edificio, adentrándose en todos las estancias que puede y matando a todas las personas que ve. Tanto en el fusil como en la metralleta se puede observar la presencia de inscripciones en color blanco.

Según las primeras informaciones, el tirador es un australiano de 28 años vinculado a grupos de extrema derecha que defienden el supremacismo blanco. Brenton Tarrant, así se llama el asaltante, ha hecho público un manifiesto en el que expresa su voluntad de acabar con la vida de todos los inmigrantes.

En su mortífero recorrido, el asaltante cambia hasta en dos ocasiones el cargador de la metralleta. En ningún momento se le escucha decir nada. Los únicos gritos que aparecen en la cinta son los de las personas que, presas del pánico, intentan huir del pistolero.

back to top