España: Pedro Sánchez e Iglesias establecen las bases para negociar sobre el futuro gobierno

El presidente del gobierno español, el socialistas Pedro Sánchez, y el líder de la fuerza de izquierda Unidas Podemos, acordaron hoy las bases de lo que serán unas largas y "discretas" negociaciones para la formación del futuro gobierno progresista de España.
"Si en algo nos pusimos de acuerdo es en que vamos a trabajar para ponernos de acuerdo", afirmó Iglesias en una breve conferencia de prensa luego de reunirse durante más de dos horas con el presidente del gobierno y aspirante a la reelección en el Palacio de La Moncloa, sede del Ejecutivo de Madrid.

El encuentro con el dirigente de Unidas Podemos cerró la ronda de contactos políticos que abrió el presidente del gobierno en funciones y secretario general del Partido Socialista (PSOE) tras su triunfo en las elecciones generales del mes pasado.

Iglesias llegó a la reunión con el mandato de la cúpula de su partido de negociar un gobierno de coalición, algo que no está en los planes del líder del PSOE, quien pretende seguir gobernando en solitario.

Sánchez, en cambio, ofrece a Unidas Podemos un acuerdo programático para obtener su apoyo en la votación de investidura y para desplegar una agenda de gobierno de corte progresista.
"Las posiciones son conocidas y nos hemos puesto de acuerdo en ponernos de acuerdo. Esta primera reunión fue muy bien y soy optimista", sostuvo Iglesias, lo que indica que Sánchez en principio no descartó negociar la entrada de los "podemistas" en el Ejecutivo.

La máxima figura del partido anti austeridad, no obstante, remarcó que ahora comienzan unas negociaciones que serán "largas", por lo que toca trabajar con "prudencia", "discreción" y "tranquilidad".

Con esta primera reunión, Sánchez e Iglesias escenificaron un acercamiento y el "punto de partida" de cara a las futuras negociaciones para alcanzar el pacto del que depende la continuidad del líder socialista en el poder.
"Coincidimos en que es una demanda social que nos pongamos de acuerdo", remarcó Iglesias, quien fue mucho más cauto que en otras ocasiones y no puso ningún tipo de condición al diálogo con el PSOE.
"Estamos de acuerdo en la necesidad de que las fuerzas progresista nos pongamos de acuerdo para afrontar el futuro de España", insistió, luego de enumerar algunos de los "grandes desafíos" que abordaron, como la precariedad laboral, las jubilaciones, el medio ambiente o la política internacional.

Previamente, el líder del partido liberal Ciudadanos, Albert Rivera, le confirmó a Sánchez que no había ninguna posibilidad del que facilitara su investidura por medio de la abstención, una opción que apoyaron públicamente referentes del mundo empresarial y financiero, y hasta el líder del conservador Partido Popular (PP), Pablo Casado.
"Respetamos la victoria electoral de Sánchez, pero también a nuestros votantes, que piden una oposición firme y con sentido de Estado", aseguró Rivera luego de una reunión de 50 minutos con el presidente del gobierno al que, no obstante, le ofreció apoyo para volver a intervenir Cataluña mediante el artículo 155 de la Constitución.

Casado, quien se diputa con Rivera la figura de líder de la oposición, también anticipó el voto contrario de su partido durante el encuentro que mantuvo con Sánchez ayer en el arranque de la ronda de contactos.

Con el voto contrario de PP y Ciudadanos, el apoyo de Unidas Podemos, la cuarta fuerza política del país, es crucial para que Sánchez continúe en el poder tras el triunfo de su partido en las elecciones del 28 de abril con 123 escaños, lejos de la mayoría absoluta.

No obstante, el PSOE y Unidas Podemos suman 165 escaños, diez menos que la mayoría absoluta, de ahí que Sánchez sigue necesitando de otros partidos para superar la votación de investidura.

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) sería el aliado más probable.

Pero, aun así, para ser reelegido en segunda votación con mayoría simple, el líder socialista tendría que lograr el voto favorable o la abstención de un diputado, y su única opción es un independentista.

back to top