España: Las acusaciones cruzadas entre socialistas y Unidas Podemos alejan un acuerdo de gobierno

Las acusaciones cruzadas entre dirigentes del Partido Socialista (PSOE) y Unidas Podemos alejaron hoy un poco más la posibilidad de un acuerdo de izquierda que salve la reelección de Pedro Sánchez al frente del Gobierno de España y evite una repetición electoral en ese país.

"No nos parece sensato que el PSOE se pase tres meses sin negociar y luego precipite unas negociaciones en apenas 48 horas antes de votar la investidura. El tacticismo no es la manera", dijo hoy Pablo Echenique, el jefe negociador de Unidas Podemos.

Poco después, la ministra de Hacienda española, María Jesús Montero, respondió que fue Unidas Podemos, el partido que lidera Pablo Iglesias, el que "abusó de tacticismo" al rechazar la "magnífica propuesta" que le hizo el PSOE en julio.

Después de haber fracaso en su intento de investidura del 25 de julio pasado por la imposibilidad de llegar a un acuerdo de gobierno con Unidas Podemos, Sánchez todavía puede evitar nuevas elecciones si consigue los apoyos a su reelección antes de que el 24 de septiembre se convoquen comicios de forma automática.

El presidente del Gobierno español en funciones tiene previsto tomarse vacaciones y anunció que recién volverá a sentarse a negociar entre la última semana de agosto y principios de septiembre con Unidas Podemos y el resto de partidos "susceptibles" de dar apoyo a su reelección.

El apoyo de Unidas Podemos, cuarta fuerza política en el Parlamento, es indispensable para que Sánchez -ganador sin mayoría absoluta de los comicios celebrados el 28 de abril - continúe en el poder, ya que el conservador Partido Popular (PP) y los liberales de Ciudadanos, segunda y tercera fuerza respectivamente, no están dispuestos a abstenerse.

Sin embargo, el partido de Iglesias sigue reclamando negociar un gobierno de coalición, mientras el PSOE considera que esa es una "vía muerta" y pretende "sentarse a hablar de un acuerdo programático", insistió hoy Montero en declaraciones a la radio Cadena Ser.

Con ese objetivo, Sánchez se reunió en las últimas semanas con organizaciones de la sociedad civil, sindicatos y empresarios, para consensuar un programa "progresista" y "abierto" para luego negociarlo con Unidas Podemos.

"Siempre hemos estado dispuestos a negociar un acuerdo integral", reiteró Echenique, quien no obstante acusó al PSOE de estar acusando de forma irresponsable y de utilizar la amenaza de las elecciones para presionar.

back to top