Rusia pide no tomar medidas apresuradas tras ataque a refinerías sauditas

Rusia alertó hoy sobre las consecuencias negativas para los mercados energéticos de los ataques con drones contra instalaciones de la petrolera saudita Aramco, pero pidió a la comunidad internacional que no tome medidas apresuradas que puedan desestabilizar más la situación.

"Llamamos a todos los países regionales y no regionales a que no tomen medidas o conclusiones apresuradas que solo puedan agravar la desestabilización y, por el contrario, adoptar una postura que ayudará a amortiguar la tensión existente", dijo a la prensa Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

Peskov comentó así las acusaciones del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien responsabilizó directamente a Irán de estar detrás del ataque a dos plantas de la mayor petrolera del mundo, algo que Teherán ha negado rotundamente.

El presidente Donald Trump aseguró que está "cargado y listo" para responder al ataque contra refinerías saudíes pero de manera sorpresiva dijo aguardará la respuesta de Arabia Saudita antes de señalar a un culpable, aunque cree saber quién es.

"Nosotros nunca hemos sido partidarios de sacar conclusiones precipitadas", insistió Peskov.

A la vez, admitió que el incidente, reivindicado por los rebeldes hutíes yemeníes, "naturalmente, conlleva consecuencias" para los mercados energéticos globales.

"Confiamos en que la parte saudita logrará próximamente subsanar los daños ocasionados por el ataque", añadió.

En este sentido afirmó que Riad no ha pedido ayuda a Moscú para afrontar las consecuencias del incidente, citaron las agencias de noticias EFE y Suptnik.

El Ministerio de Exteriores ruso también expresó en un comunicado su "enérgica condena" por el ataque a las plantas iraníes que "ha provocado gran preocupación en Moscú".

"Consideramos contraproducente utilizar lo ocurrido para escalar las tensiones en torno a Irán en el marco de la conocida línea promovida por Estados Unidos, indicó la Cancillería en la nota.

El ataque con diez drones contra dos refinerías de la petrolera saudita, producido el sábado, obligó a Aramco a reducir su producción en un 50%.

Peskov no excluyó que el presidente Vladimir Putin, que visita hoy Turquía para participar en la cumbre trilateral sobre Siria, "intercambie opiniones" sobre lo ocurrido.

back to top