Siria: El presidente Assad predice la victoria total tras el crucial avance militar en el norte del país

El presidente sirio, Bashar al Assad, felicitó hoy al Ejército por haber tomado control casi total de la norteña provincia de Alepo y prometió redoblar los combates contra grupos rebeldes apoyados por Turquía hasta lograr la victoria "tarde o temprano".

Assad, quien rara vez aparece en público, dijo en un discurso televisado que la ciudad de Alepo capital, que hasta el inicio de la guerra era el motor económico de Siria, "regresará más fuerte de lo que era antes".

"Esta liberación no significa el fin de la guerra, ni significa el fin de los planes ni el fin del terrorismo o la rendición de los enemigos", dijo el presidente.

"Pero significa que hemos arrastrado sus narices por el polvo como preludio de una victoria completa y previo a su derrota, tarde o temprano", agregó, citado por la agencia de noticias estatal SANA.

Tropas sirias conquistaron zonas al oeste de la ciudad de Alepo, asegurando por primera vez en ocho años el perímetro de la ciudad, tras capturar en los pasados días la autopista M5, que conecta las dos principales ciudades de Siria: Alepo y la capital, Damasco.

El avance forma parte de una ofensiva más vasta de Siria y su aliada Rusia en la región de Idleb, que incluye el oeste de Alepo y que es el último bastión de los insurgentes alzados en armas contra el gobierno sirio desde 2011.

Los combates han provocado una crisis humanitaria, con casi un millón de desplazados y miles de civiles que duermen en campamentos a la intemperie con temperaturas bajo cero.

Desde principios de mes, la tensión ha aumentado entre Siria y Turquía, cuyos soldados han intercambiado fuego en Idleb en al menos dos ocasiones, dejando militares muertos en ambos bandos.

Turquía, que respalda a los rebeldes, mantiene puestos de observación con tropas en suelo sirio en base a un acuerdo alcanzado con Rusia en 2018 para la creación de una zona desmilitarizada en el noroeste de Siria. El pacto colapsó rápidamente.

Siria ha insistido en las últimas semanas en la salida de las tropas turcas, mientras que Ankara asegura que no las retirará y responderá a cualquier provocación.

En su discurso televisado de más de ocho minutos, Al Assad indicó que seguirán las batallas hasta "terminar con el terrorismo" en el país, término en el que engloba a todos sus rivales.

Además, aclaró que según los criterios militares no hay una victoria en la guerra, pero "según el criterio nacional, la victoria empieza con el primer día de la resistencia y, siguiendo este criterio, Alepo consiguió la victoria y Siria también".

En Idleb y el oeste de Alepo tiene su último bastión, cada vez más pequeño, el grupo Organismo de Liberación del Levante, alianza islamista en la que está incluida la ex filial siria de Al Qaeda, a la que Moscú y Damasco consideran "terrorista".

Hoy mismo, el gobierno sirio anunció que el próximo miércoles se reabrirá el aeropuerto de Alepo para vuelos comerciales, siete años después de su cierre por la amenaza de los grupos insurgentes de derribar los aviones.

back to top