Mel Gibson Épico: ¿Por qué Hasta el último hombre tiene que ganar el Oscar?

Por Vanesa Fognani. 

Celebérrima, dorada y codiciada estatuilla los Oscars son los premios anuales que otorga la Academia de Artes y Ciencias de Hollywooda la industria del cine. La celebración de estos galardones es el evento más importante del mainstream. Muchas veces caprichosos y arbitrarios, los "premios" de la academia generan curiosidad al público en general y nunca pierden vigencia. Los cinéfilos comienzan a vaticinar ya desde los últimos días del año quienes serán las nominadas y el espectador poco asiduo del ir al cine se desespera por ir a ver las películas ternadas. El Oscar conserva una capacidad de seducción  tan poderoso como difícilmente explicable. ¿Por qué Sully o la nueva de Scorsese no estuvieron nominadas?, ¿Acaso la Academia  dejó afuera al gran Eastwood por su apoyo acérrimo a Donald Trump?, ¿La La Land se merecía tantas nominaciones?, ¿Antojo de la academia no incluir a Julieta(Almodóvar), Elle (Verhoeven) After Image (Wajda)en las nominadas a mejor película de habla no inglesa?, la efigie  sagrada produce cuestionamientos y reproches. ¿Son acaso las nominadas a mejor película las mejores del año? Muchos peliculones, quizás por falta de Lobby o por maniqueísmo de la Academia,quedaron excluidos dentro de las ternas. 

 A pocas horas de la 89° Ceremonia  los redactores de NOTINAC nos juntamos para hacer nuestros pronósticos y manifestar abiertamente nuestro parecer sobre las películas que pelean por la estatuilla en el rubro mejor película.  Las nominadas son: Hasta el Último Hombre (Mel Gibson), Talentos Ocultos (Theodore Melfi), La La Land (Damien Chazelle), Manchester frente al mar (Keneth Lonergan), Un camino a casa (Garth Davis), Luz de Luna (Barry Jenkins), Nada que perder (David Mackenzie), Fences (Denzel Washington), La Llegada (Denis Villeneuve). Empezamos con nuestra opinión acerca de la película del gran Gibson. Aquí nuestra impresión de “Hasta el último hombre”. 

Mel Gibson todo lo  puede: Mel Gibson se merecería ganar el Oscar indudablemente, su última película Hasta el último hombre es una película bélica en donde conviven de manera épica el estigma sangriento del género de guerra y el romanticismo del melodrama. Gibson, quien es un chiflado ante la cámara – Apocalypto es una de las mejores películas que he visto en  mi vida- se anima a explorar y a jugar con los géneros cinematográficos e ir al extremo en sus experiencias. Basada en la historia verídica de Desmond Doss, un joven con profunda fe en dios quien se alista en el ejército para colaborar como objetor de conciencia durante la Segunda Guerra Mundial, la nueva película de Gibson cuenta el cuento de manera nostálgica. Andrew Garfield -El hombre araña, Red Social- es Desmond Doss, un muchacho bueno, pero bueno de verdad, que es sentimental y se mete en la milicia para poder colaborar como médico. Su sonrisa, incluso en momentos desalentadores, produce empatía desde el minuto uno. Desmond nunca pierde la fe y nosotros nunca perdemos la fe en él.. 

Con su tono de voz tenue, pero su valentía intacta, se banca como un duque las burlas y la violencia de sus compañeros que desafían la fidelidad a sus ideales. Desmond es un  anti-héroe y Gibson se la juega y lo muestra de manera atípica, la película es clásica pero también se permite meter el gore y hacer que las escenas de batallas sean absolutamente crueles. La idea de Gibson de transformar el género – Tarantino ya lo había propuesto en Bastardos Sin Gloria-  y de meterle su locura como director (ojala hubiese más Gibson en el cine maintream que se la jueguen)  permite que la película trascienda. No es una película más de guerra, es LA película bélica de Gibson. Se merecería el Oscar, sin duda, verlo a Mel Gibson recibiendo el galardón sería una alegría para los que lo seguimos desde Mad Max. Desde ya desde aquí les damos un aventón para que  vayan a verla antes del domingo.

Nuestra Valoracion: 10/10

back to top

Contactos

  • Mail: info@notinac.com.ar
  • Tel: (+54) 011 15-2663-5863