Un chiste de nombre: Critica de The Bye Bye man

Ficha Técnica:  Nunca Digas su Nombre (The Bye Bye Man, Estados Unidos, 2017) Dirección: Stacy Title Guión:  Jonathan Penner, (basada en el relato "The Bridge to Body Island" de Robert Damon Schneck) Fotografía: James Kniest Edición: Ken Blackwell Música: The Newton Brothers Diseño de producción: Jennifer Spence Elenco: Douglas Smith, Lucien Laviscount, Cressida Bonas, Michael Trucco, Carrie-Ann Moss, Faye Dunaway, Doug Jones Distribuidora: STX Entertainment Duración: 96 minutos 

Valoración: Mala 

Por Germán Pérez. Seguí a @germandanprez 

Nunca digas su nombre es una fuerte apuesta para generar una nueva franquicia en el género dehorror, desafortunadamente el film carece de todo lo necesario para instalarse de forma positiva en la memoria del espectador. Stacy Title, anfitriona de películas de nivel “vaya y pase” nos brinda un espectáculo mediocre que realza la desesperanza actual del género. Situaciones absurdas e hilarantes se presentan a lo largo de la película que sin esfuerzo empieza de manera explosiva y poco a poco decae hasta convertirse en una mala anécdota pasajera. 

Con un trió de protagonistas “millennials” antipáticos The Bye Bye Man (titulo original) se ahorra novedades positivas. Douglas Smith, Lucien Laviscount, Cressida Bonas dan el mínimo esfuerzo a la hora de ofrecer algo de convicción a la trama. Bonas utiliza las mismas expresiones durante toda la película aún en los momentos felices, Smith posee 10 segundos de brillantes actoral llegando a la “casi resolución” de la película pero estos no salvan el desastre hecho previamente y para finalizar el caso de Laviscount es una pérdida de tiempo total que se puede catalogar como un bodycount extra. The Bye Bye Manes una terrible combinación de mal guión – a cargo de Jonathan Penner – y actuaciones abismales. 

Hay un leve motivo por el cual la película resulta interesante y es el personaje del Bye Bye Man (Doug Jones). La mitología que presenta este boogeyman es atractiva, se deja ver y pide mas, alternativamente el terrible manejo que se da a la totalidad de este proyecto deja a este interesante personaje como una oportunidad desaprovechada en el catálogo de “iconos del terror”. Claramente el film pide secuela, pero por la calidad de este proyecto de 96 minutos, una muestra basta y sobra. 

Hablando un poco de sorpresas cinéfilas The Bye Bye Man tiene un par de cartas guardadas, la presencia de Faye Dunaway y Carrie-Ann Moss; el dúo de actrices bien instaladas en la industria (Dunaway ya con 50 años de carrera encima) se hacen ver y logran lo que podría decirse “el punto mas alto del film”. El personaje de Moss es una excusa para mover 30 segundos la trama hacia una posible secuela y en el caso de Dunaway, la película nos regala una escena plagada de momentos cínicos sin sentidos que estallan en un espectáculo de risas en los últimos segundos, la cara de Faye lo dice todo (y es imperdible). 

The Bye Bye Man carece de seriedad necesaria para triunfar en las salas de cine, se siente incompleta y no logra dar justicia al personaje del título. Es una buena alternativa para ver y simplemente disfrutar esta nueva bizarreada orquestada por Stacy Title o la opción más viable de todas: evitar a toda costa y ver otra cosa. De lo peor del año.

back to top

Contactos

  • Mail: info@notinac.com.ar
  • Tel: (+54) 011 15-2663-5863