El juez Casanello rechazó apartarse de la investigación contra la ex Presidenta por la escucha con Parrilli


El juez federal Sebastián Casanello rechazó hoy apartarse de la causa que investiga a la ex presidenta Cristina Kirchner por supuesto "abuso de poder" a raíz de una escucha en la que aludió al "armado" de causas penales contra el ex director de Operaciones de la SIDE, Antonio Stiuso.
"Habré de rechazar el planteo de recusación formulado, en virtud de que los motivos expuestos para fundamentar un supuesto temor de parcialidad en la presente investigación resultan ser opiniones personales que carecen de elementos objetivos para tenerlas acreditadas en la realidad", sostuvo Casanello en la resolución a la que accedió Télam.

El juez había sido recusado por los abogados de Stiuso, por supuesta "pérdida de imparcialidad" para llevar adelante la investigación en la que está imputada la ex Presidenta a raíz de una escucha telefónica en la que hablaba con el ex titular de la AFI, Oscar Parrilli, sobre un supuesto "armado" de causas judiciales contra el ex espía.

Ahora la decisión sobre la continuidad de Casanello en la causa será de la Cámara Federal porteña.
"Nada hay ni en mi comportamiento anterior o posterior, ya sea como juez o en mi vida privada, que implique una pérdida de imparcialidad o que razonablemente genere ese temor en Antonio Horacio Stiuso", agregó Casanello.

El ex espía pretende que el juez se aparte del caso por entender que puede haber pérdida de imparcialidad.

Y se basó en varios argumentos, entre ellos el hecho de que Casanello ya fue apartado de otra causa en la que Stiuso es investigado por supuesto enriquecimiento ilícito, además de aludir a la presunta presencia del juez en un asado organizado por el legislador porteño Gustavo Vera, uno de los denunciantes de Stiuso en varias causas.

También reflotó la supuesta reunión entre Casanello y la ex presidenta en la quinta de Olivos, que intentó usar contra el juez el detenido Lázaro Báez en la causa en su contra por lavado de activos.
"No se desprenden en modo alguno elementos que pusieran en duda -aunque más no sea de manera potencial- la imparcialidad con la que se condujera este juzgador", sostuvo Casanello sobre la decisión de la Cámara Federal de apartarlo de la causa por enriquecimiento contra Stiuso a raíz de haber encargado una pericia a la Oficina Anticorrupción, dependiente del Gobierno.

Y agregó que "el resto de las argumentaciones se efectúan sobre la base de elucubraciones que extraen de información de artículos periodísiticos de dudosa fuente e intencionalidad".

También remarcó la "absoluta falsedad" de la versión sobre la reunión en Olivos, algo que recordó ha "manifestado hasta el cansacio".

Y agregó que la causa penal abierta para investigar la existencia de esa supuesta reunión fue archivada por el juez federal Luis Rodríguez a pedido del fiscal Carlos Stornelli y que dos testigos que declararon en ella bajo juramento de verdad "serán indagados por perjurio" a raíz de esa operación "calumniosa".

Stiuso había pedido además ser querellante en la causa para tener acceso al expediente y pedir medidas de prueba, pero el juez no analizó este planteo porque antes debe ser ratificado en persona por el interesado en Tribunales, explicó.

La denuncia contra Cristina fue realizada hace una semana por el fiscal Guillermo Marijuan, luego de acceder a la transcripción de una escucha telefónica en la que la ex mandataria hablaba sobre las causas abiertas contra el espía.

En la escucha de la conversación entre la ex presidenta y el ex titular de la AFI, Oscar Parrilli, que trascendió a través de los medios, la ex mandataria pronunció la frase "hay que matarlo" en alusión a Situso..

El camino de la denuncia comenzó con una presentación del fiscal Marijuan ante el juez federal Ariel Lijo, quien la envió a la Cámara, desde donde se le asignó a Casanello bajo la carátula de "averiguación de delito".

De acuerdo a la denuncia de Marijuan, en una de las conversaciones a las que tuvo acceso la ex presidenta le habría pedido a Parrilli que buscara las causas que le "armaron" a Stiuso para luego retractarse y referirse a las causas en las que lo denunciaron.
"Empezá a buscar todas las causas que le armamos... no que le armamos, que le denunciamos", le dijo la ex presidenta a Parrilli en un pasaje de las conversaciones a las que accedió Marijuan y que fueron difundidas por Radio La Red.

La conversación se habría producido 11 de julio de 2016, día en que el diario La Nación publicó una entrevista en la que el espía que había sido removido de la AFI dijo que Cristina Fernández de Kirchner era "una mujer loca".

Durante la conversación, la ex mandataria le consultó al ex jefe de los servicios de inteligencia si leyó el reportaje que le hicieron a Stiuso y le pidió a su ex funcionario que repase las causas que tiene abiertas el espía en los tribunales federales.
"La afirmación -aún con la retractación- de que se habrían armado causas penales contra Antonio Horacio Stiuso necesariamente conduce a esta representación del Ministerio Público a solicitar que se investiguen los supuestos previstos en los artículos 245 y 248 del Código Penal, sin perjuicio de la calificación que el magistrado que resulte desinsaculado (sorteado) adopte al respecto", sostuvo Marijuan en su dictamen.

Los diálogos a los que se refiere Marijuan surgieron de la causa a cargo del juez Lijo en la que Parrilli está siendo investigado por el supuesto encubrimiento del empresario detenido Ibar Pérez Corradi.

Acusado de ser el autor intelectual del Triple Crimen de General Rodríguez e investigado por tráfico de efedrina, Pérez Corradi fue detenido a mitad del año pasado en Paraguay después de estar cuatro años prófugo.

Macri usó un helicóptero oficial para buscar a su familia y aparecieron bolsos sospechosos

Una fuerte polémica envuelve por estas horas al presidente Mauricio Macri, luego de que se viralizaran dos secuencias fotográficas por lo menos controvertidas. En la primera, se ve a sus familiares más directos, su esposa Juliana Awada y a su hija Antonia, abordando un helicóptero oficial en Punta del Este.

¿Es lícito que el Presidente traslade a su familia en vehículos oficiales? Según la ley, sí; sin embargo, en las redes se cuestionó la ética de la decisión y fundamentalmente las polémicas que el mismo tipo de acciones suscitaban durante el kirchnerismo.

La segunda parte de la polémica tiene otro espesor. Se trata de una nueva secuencia de fotos que muestran un vehículo del banco suizo Julius Bär Group junto al mismo helicóptero, y a personas cargando bolsos en la aeronave.

Vale recordar que al asumir, Macri tenía ahorros –unos 18 millones de dólares- en el banco Merril Lynch, que fue más tarde adquirido por la banca Julius Bär, con sede en Bahamas, sospechada a nivel internacional por maniobras de lavado de dinero.

A falta de explicaciones oficiales, las redes se encargaron de especular en torno al hecho.