Trump echa al director de Comunicaciones de la Casa Blanca, que duró 10 días en el cargo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dispuso hoy la salida de Anthony Scaramucci de su cargo de director de Comunicaciones de la Casa Blanca, diez días después de haberlo designado, y horas más tarde de la jura del general en retiro John Kelly como nuevo jefe de gabinete de la Casa Blanca.

El breve período de Scaramucci en el cargo estuvo marcado por polémicas declaraciones y una agresiva guerra contra las filtraciones de información.
"Anthony Scaramucci abandonará su papel como director de comunicación de la Casa Blanca. Scaramucci cree que lo mejor es darle la oportunidad al nuevo jefe de gabinete de empezar de nuevo y construir su propio equipo. Le deseamos lo mejor", informó hoy en un comunicado la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Según el diario The New York Times, que cita a tres personas cercanas a los hechos como fuentes, el presidente Trump decidió prescindir de Scaramucci a partir de un consejo de John Kelly, que hoy asumió su cargo como nuevo jefe de gabinete.

Kelly considera que Scaramucci no era lo suficientemente disciplinado y había perdido credibilidad, según apuntó la cadena de televisión CNN.

El canal ABC News, en cambio, informó que fue Scaramucci quien ofreció su renuncia.

Cuando el 21 de julio Trump designó a Scaramucci -un ejecutivo de Wall Street con un carácter arrollador pero sin experiencia en estrategias de comunicación- el que se fue de la administración fue el hasta entonces vocero de la sede gubernamental, Sean Spicer.

A Scaramucci algunos medios le atribuían, también, la decisión de Trump de nombrar, el pasado viernes, como jefe de Gabinete a Kelly en lugar de Reince Priebus, un veterano de la conducción del Partido Republicano (RNC) fuertemente enemistado con el hasta ahora director de comunicación.

Scaramucci no ocultó nunca su enemistad con Priebus, que se remontaba a la campaña electoral, y la semana pasada salió a la luz una serie de agresivos insultos que había dirigido contra él y contra el estratega jefe de Trump, Steve Bannon, durante una llamada telefónica con un periodista.

Asesinaron de un tiro a un periodista televisivo y que dirigía una revista política en el norte de México

Un periodista televisivo que dirigía también una revista política fue asesinado hoy de un tiro en la cabeza en un bar de Playas de Rosarito, en el norteño estado mexicano de Baja California, en un hecho por el cual hay un detenido, informaron las autoridades.

La Procuraduría General de Justicia (Pgjbc) de dicho estado informó en un comunicado que "los hechos donde perdió la vida el reportero de CNR canal 54 se reportaron hoy a la 1.40 de la madrugada (23.40 del domingo en Argentina), en el interior del Bar La Antigua en la zona Centro de Playas de Rosarito",

Según algunos testigos, los supuestos agresores interrumpieron una tranquila conversación entre Rivera y dos amigas en dicho bar para, después de dar muerte al periodista, subirse a bordo de un taxi rumbo a la ciudad de Tijuana fronteriza con Estados Unidos.
"En su intervención, la Policía Municipal detuvo a Alfredo "N", quien estaba a bordo de un taxi donde se localizó un arma de fuego", informó esa fuerza de seguridad, citada por la agencia EFE.

El periodista era reportero y conductor del noticiero CNR Noticias Canal 54 y dirigía la edición tanto impresa como digital de la revista Dictamen.

Medios locales citados por la agencia DPA indicaron que su hermano, Mario Rivera, es concesionario del canal desde hace 15 años.

Con su muerte, ya son nueve los periodistas asesinados en lo que va de año en México, considerado como uno de los países más peligroso para el ejercicio del periodismo.

Crece la tensión entre Rusia y Estados Unidos tras las sanciones

La tensión entre Estados Unidos y Rusia aumentó hoy por las nuevas sanciones que Washington decretó sobre Moscú y que, además debilitar las esperanzas de mejorar las relaciones entre ambas potencias, provocaron críticas y reclamos de autoridades europeas.

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, pidió hoy a Rusia "cooperar en los grandes temas internacionales" y "evitar la imposición de más sanciones", según citó la agencia EFE.

Por su parte,el Kremlin subrayó que para normalizar la relación bilateral, Estados Unidos debe renunciar a imponer su voluntad, un día después de que la anunciada expulsión de 755 funcionarios de la embajada y consulados estadounidenses en territorio ruso recalentara la relación bilateral.
"Esperamos que haya cooperación entre nuestros dos países en grandes asuntos internacionales y estas sanciones ya no sean necesarias", afirmó hoy Tillerson en un breve comunicado.

Los dichos del funcionario se conocen después de que ayer la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, adelantara que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tiene intención de firmar el proyecto de ley aprobado por el Congreso que endurece las sanciones contra Rusia, Irán y Corea del Norte.
"Las votaciones casi unánimes para la legislación de sanciones en el Congreso representa la voluntad firme del pueblo estadounidense de ver a Rusia dar pasos para mejorar relaciones con Estados Unidos", señaló Tillerson.

Paralelamente, un vocero del Departamento de Estado dijo que EEUU lamentó la "injustificada" decisión rusa respecto de los 755 funcionarios estadounidenses, un paso respecto al que "se evalúa una respuesta", según indicó bajo condición de anonimato al portal Político.com.
"No tenemos más comentarios por el momento", señaló el vocero y cerró su escueta declaración.

En tono más conciliador, el vicepresidente Mike Pence dijo que a pesar de lo que el Departamento de Estado describió como "un acto lamentable y no deseado", Washington busca mejorar las relaciones con Moscú.
Ayer, el presidente ruso, Vladímir Putin, cifró en 755 los trabajadores de la embajada y los consulados estadounidenses en Rusia -entre personal diplomático y técnico- que deberán cesar su actividad a partir del 1 de septiembre, precisando una advertencia que ya el viernes había hecho Moscú, tras conocerse la decisión del Senado estadounidense.

Putin señaló que Rusia se reserva el derecho a tomar medidas adicionales de respuesta a Estados Unidos, "aunque no las considera necesarias por ahora".

La medida fue adoptada como una respuesta simétrica a la aprobación por parte del Congreso estadounidense de una ley que endurece las sanciones contra Rusia y bloquea las facultades del presidente Trump para levantarlas.

Estas sanciones, en tanto, se decidieron en represalia por intervenir en las elecciones presidenciales del 2016 y su decisión en 2014 de anexarse Crimea.

Con esta medida, Moscú exigió a Washington igualar su representación en este país a los 445 funcionarios rusos que trabajan en Estados Unidos, tras ser expulsados 35 en diciembre del año pasado.

Mientras la tensión bilateral y los reclamos cruzados escalan, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló que la normalización de las relaciones ruso-estadounidenses depende de la renuncia de Washington a los "intentos de imponer un dictado por medio de sanciones".
"La salida de esta situación radica en expresar la voluntad política de mejorar las relaciones, en un proceso de rehabilitación del agravamiento de la esquizofrenia política y en la renuncia a los intentos de imponer un dictado por medio de sanciones", dijo Peskov a un grupo de periodistas.

Además, destacó que "Rusia, en general, está interesada en seguir cooperando" con Estados Unidos en las áreas que son de su interés, como la lucha contra el terrorismo internacional, la no proliferación de las armas de exterminio y el combate a la ciberdelincuencia.

Putin advirtió que Rusia tiene un "gran espectro" de posibilidades para responder al último paquete de sanciones aprobado por el Congreso de Estados Unidos.

La Casa Blanca ya anunció que Trump firmará ese nuevo conjunto de sanciones contra Rusia, que entre otras medidas, castiga a las empresas de terceros países que inviertan en la construcción o mantenimiento de las infraestructuras rusas para el transporte de hidrocarburos.

De aplicarse, este extremo perjudicaría a numerosas empresas de la Unión Europea que participan, incluso con capital accionario, en varios gasoductos que unen Rusia con los países europeos.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtió que la Unión Europea (UE) responderá a EEUU en caso de que la nueva ley contra Rusia afecte a sus intereses.

En este contexto, la ministra de Economía alemana, Brigitte Zypries, calificó hoy de “ilegal” el nuevo paquete de sanciones aprobado por la Cámara de Representantes y el Senado de EEUU la semana pasada.

Según Zypries, esas nuevas sanciones de EEUU contra Rusia, que podrían dañar los intereses de firmas alemanas y de otros países de la UE, violan el derecho internacional y por ello la Comisión Europea debería considerar contramedidas.
“Las medidas van en contra del derecho internacional, así de sencillo”, dijo la titular de Economía, en declaraciones a medios locales.
“Por supuesto que no queremos una guerra comercial, pero es importante que la Comisión Europea evalué contramedidas”, añadió Zypries, pero destacó que EEUU decidió unilateralmente abandonar la postura común con la UE para aplicar este castigo.

Es lamentable que el gobierno no tenga respuestas para los trabajadores despedidos

El bloque de diputados y diputadas nacionales del FPV-PJ, que preside Héctor Recalde, lamenta que, ante una nueva ola de despidos, el gobierno sólo tenga como respuestas una reforma laboral que va a precarizar aún más las condiciones de trabajo y del salario, y una reducción impositiva con el falso argumento de la competitividad.

La empresa Extreme Gear, que produce calzado para la marca deportiva Adidas, decidió despedir a alrededor de 170 trabajadores de sus plantas de las localidades bonaerenses de Esteban Echeverría y Lanús, como consecuencia de la caída del consumo y las importaciones.

El gobierno de Macri se empecina en negar esta realidad que sufren a cotidiano los trabajadores y el sufrimiento de millones que temen por la pérdida de sus puestos de empleo, por un modelo económico que solo lleva beneficios a los que más tienen. Porque este gobierno es un gobierno de ricos y para ricos.

Por eso en las próximas elecciones hay que votar en contra de Macri y en defensa propia.