Matteo Renzi prepara su regreso a la política italiana


A menos de dos meses de su renuncia de comienzos de diciembre, el ex primer ministro italiano Matteo Renzi prepara su regreso a la actividad con la idea de convertirse en el candidato del Partido Democrático y obtener la mayoría en nuevas elecciones.

El ex premier, de 42 años, pidió la fecha límite del 13 de febrero para que los partidos políticos avancen en un acuerdo sobre la ley electoral con la que se debe convocar a nuevas elecciones.

Tras abandonar el cargo luego de la derrota en el referéndum constitucional del 4 de diciembre pasado, Renzi mantuvo su puesto de secretario general del PD y promovió la llegada al Palazzo Chigi del que fue su canciller, Paolo Gentiloni, como forma de asegurar la continuidad de casi todo el gabinete que lo acompañó desde febrero de 2014 hasta su dimisión.

Tras la caída de la reforma constitucional en diciembre, hoy el país tiene un sistema de votación para Diputados y otro para Senadores, y la "facilitación" de una nueva herramienta de voto es una de las prioridades que fijó Gentiloni al asumir en diciembre.

En esa línea, la semana pasada la Corte Constitucional confirmó la validez del "premio de mayoría" que prevé la ley para Diputados, el "Italicum", basado en un sistema proporcional y que otorga el 55% de las bancas (340 sobre 617) a la lista que obtenga el 40% de los votos.

Tras esa ratificación y la eliminación del artículo sobre el balotaje, el "Italicum" pasó a denominarse "Consultellum bis" en su versión modificada y avalada constitucionalmente. El "Consultellum" (la versión avalada por la Corte del antiguo Porcellum) es el sistema hoy vigente para la votación a Senadores.

Con este escenario, en un mapa político que parece dividido en tres tercios (el PD; la unión de los partidos de centroderecha, y el Movimiento Cinco Estrellas), "la única forma de superar el caos es obtener el 40% y ganar", aseguró Renzi, durante un encuentro partidario en Rímini, según ANSA.

La mención al 40% no es sólo por el umbral que aseguraría la formación de gobierno: es el porcentaje con el que perdió el referéndum constitucional de diciembre y desde el que el ex Premier asegura que el PD es "la primera comunidad política del país".
"Podemos llegar al 40%, pero también pueden hacerlo los demás. Nosotros ya llegamos a ese número, una vez fue una victoria, y la otra una derrota. Pero estamos acostumbrados a llegar al 40%, sabemos cómo se hace y lo haremos", agregó, en referencia al porcentaje alcanzado en las elecciones europeas de 2014 y en el referéndum de diciembre.

En ese marco, según La Repubblica, la intención del PD es convocar a elecciones en primavera, específicamente para el 11 de junio, con Renzi como candidato más allá de las voces de resistencia interna que encabeza el ex Premier Massimo D'Alema (1998-2000), quien amenazó con una "escisión" del oficialismo si no se convoca a un congreso partidario para elegir al postulante.

Las fuerzas de la oposición, en tanto, piden también un llamado rápido a elecciones, con excepción de la Forza Italia de Silvio Berlusconi.

El Movimiento Cinco Estrellas pidió esta semana a través del blog de su líder, Beppe Grillo, una convocatoria "inmediata" a elecciones, utilizando la ley avalada por la Corte, premio de mayoría incluido, y adaptando el sistema para el Senado.
"Ya hay una propuesta nuestra en el Parlamento, y quien no la vote será porque quiere atarse a la banca hasta septiembre", agregó Grillo, en referencia a la fecha en la que los actuales legisladores alcanzarían el plazo mínimo para cobrar jubilación por su cargo si no hay nuevas elecciones antes. "Objetivo 40% y al Gobierno", ratificó el líder del M5E, que podría candidatear al vicepresidente de la Cámarade Diputados Luigi Di Maio para las elecciones.

Desde la centroderecha, en tanto, los xenófobos Liga Norte y Hermanos de Italia promueven una unidad del espacio con la que poder disputarles al PD y al M5E la posibilidad de alcanzar el hoy deseado 40%.

La única voz disonante en ese espacio en el pedido por elecciones de inmediato es el tres veces Premier Silvio Berlusconi, quien si bien se mostró favorable a una primaria de la derecha para definir al candidato, está a la espera de una definición de la Corte de Estrasburgo para ver si se levanta o no la sanción que lo inhabilita para presentarse a cargos públicos.

De todas formas, en el escenario actual, la convocatoria a elecciones debe ser avalada por el Presidente Sergio Mattarella, principal promotor de una discusión profunda sobre la ley electoral. Sin el apoyo de Mattarella, la única forma de acelerar el voto sería una arriesgada jugada del PD retirando la confianza a Gentiloni para provocar una nueva crisis de gobierno. "Mi gobierno dudará hasta que dure la confianza del Parlamento", había asegurado el Premier apenas asumido.

back to top