Intento de asesinato al primer ministro palestino en Gaza y responsabilizan a Hamas

Un artefacto explosivo detonó hoy al paso de la caravana de autos que trasladaba al primer ministro palestino, Rami Hamdalah, durante una visita a la Franja de Gaza, en un incidente que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) calificó como "intento de asesinato" y del que responsabilizó al movimiento islamista Hamas, que negó haberlo cometido.
"Una explosión tuvo lugar hoy en Beit Hanun junto al convoy del primer ministro", aseguró el vocero del Ministerio del Interior sobre un hecho que daña aún más el estancado proceso de reconciliación palestina.

Si bien la información oficial detalló que la explosión sólo dañó tres coches oficiales, la agencia de noticias palestina Maan informó que se registraron al menos siete heridos.

De acuerdo a esa fuente, tres de los heridos viajaban en el auto que inicialmente tenía previsto trasladar al jefe de la Inteligencia, Majid Faraj, quien también integraba la comitiva.

La explosión, que provocó una densa columna de humo negro y el desbande de las fuerzas de seguridad ante el estruendo, se produjo poco después que la caravana de unos 20 vehículos ingresara a Gaza desde Israel a través del cruce fronterizo de Erez, controlado por autoridades del Estado hebreo.

La oficina del presidente palestino, Mahmud Abbas, no dudó en responsabilizar del ataque al movimiento islamista Hamas, que controla Gaza desde hace una década y que, pese al proceso de reconciliación y la transferencia de poder a la ANP acordada en octubre, mantiene las competencias de Interior y Seguridad.
"El ataque al Ejecutivo de consenso es un ataque a la unidad del pueblo palestino", declaró el vocero de la Presidencia palestina, Nabil Abu Rudeina, al manifestar el enérgico rechazo al atentado.

También Faraj señaló, en un comunicado, a Hamas como responsable porque, a su juicio, "el sospechoso es aquel que controla las tierras y las mantiene a salvo", en alusión al compromiso gubernamental de Hamas en garantizar la seguridad del enclave.

Sin embargo, a través de su cuenta oficial en Twitter, el movimiento islamista palestino se despegó del ataque e incluso lo condenó.
"Condenamos el crimen contra el convoy de Rami Hamdalah, y consideramos este hecho como parte de los intentos de alterar la seguridad en Gaza y de atacar el proceso de unidad y reconciliación palestina", dice el comunicado difundido por las redes sociales.

Hamas además cuestionó que Abbas los responsabilizara del ataque y ordenó que "el Ministerio del Interior abra una investigación inmediata y urgente para descubrir todas las circunstancias del ataque y para identificar a los responsables y enjuiciarlos".

En consecuencia, varios sospechosos fueron detenidos, según anunció el vocero del ministro de Interior en Gaza, citado por la agencia Maan.

El enviado de la ONU para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, condenó el ataque y consideró que "este grave incidente debe ser rápidamente investigado y los autores llevados ante la justicia" declaró en un comunicado.

El atentado no impidió que el primer ministro continúe con la agenda prevista. El ataque "no nos impedirá seguir adelante con la unidad nacional", afirmó Hamdalah durante la inauguración de una planta purificadora de agua.
"Regresaremos a Gaza y continuaremos con nuestros esfuerzos de unidad. Lo que ha pasado no nos detendrá", afirmó.

Gaza está sumida actualmente en una grave crisis humanitaria que afecta a la mayoría de la población a raíz del bloqueo israelí y de los reiterados cortes de energía provocados por la falta de recursos y los contrapuntos entre las diferentes fuerzas palestinas.
"Estamos comprometidos con resolver todos los problemas de Gaza. Instamos a Hamas a habilitar al gobierno en Gaza a pesar de la explosión de hoy. Esto no nos detendrá para continuar nuestra misión de lograr la unidad y terminar con la división", declaró Hamdalah, según reportó la agencia de noticias EFE.

Esta tarde, la Casa Blanca será el escenario de una conferencia sobre la crisis humanitaria en la Franja de Gaza.
"El gobierno de Trump cree que las deterioradas condiciones humanitarias en Gaza requieren una atención inmediata", dijo el enviado especial de Washington para el proceso de paz entre israelíes y palestinos, Jason Greenblatt, pero del encuentro no participarán delegados de ninguna de las fuerzas palestinas.

Al respecto, el miembro de la Organización para la Liberación Palestina (OLP) Ahmed Majdalani rechazó la participación de ese foro por considerar que el objetivo de Estados Unidos es "liquidar el proyecto nacional palestino".

back to top