Al menos 629 inmigrantes esperan en un barco que Italia y Malta decidan su destino

 

 

Al menos 629 inmigrantes a bordo del barco Aquarius de la ONG francesa SOS Méditerranée, después de pasar la noche en la nave con los motores parados a 35 millas de Italia y 27 de Malta, y con agua y comida para dos o tres días como máximo, esperan instrucciones de las autoridades maltesas e italianas que rechazaron abrir un puerto para su desembarco.

La última orden por parte del Centro de Coordinación de Rescate de Roma fue la de que se detuvieran en la posición en la que se encontraban, Italia negó ayer abrir un puerto al Aquarius y reclamó a las autoridades maltesas que se hiciesen cargo del barco.

En el Aquarius viajan 629 inmigrantes, de estos 123 menores sin compañía, 11 de ellos niños pequeños y siete mujeres embarazadas.

Médicos sin Fronteras que trabajan en el Aquarius aseguraron que les queda comida y agua para dos o tres días máximo.

back to top