El mensaje de tolerancia y respeto en Wimbledon, de la tenista Alison van Uytvanck

Alison van Uytvanck es la tenista número 41 del ránking de la WTA y acaba de dar un mensaje de tolerancia y respeto a todo el mundo. La belga, de gran torneo en Wimbledon, fue criticada por besar a su novia, después de la victoria ante Anett Kontaveit, que le permitió jugar los octavos de final del tercer Grand Slam del año.

Al terminar el partido, Van Uytvanck se subió a la tribuna y besó a su novia, Greet Minnen. Un gesto natural. "Decidí hacerlo público y no mantenerlo en privado porque soy feliz, no importa si es con un hombre o una mujer. No hay que tener vergüenza, quiero ser libre. Soy lesbiana y no tengo ninguna enfermedad", dijo después.

La belga ha sido desde siempre una defensora de la igualdad de derechos. Hace poco admitió que siendo más joven había sufrido acoso por parte de otras tenistas por su condición sexual, en una entrevista en la revista Blick, donde además criticó la actitud de Margaret Court cuando la australiana calificó como "obra del demonio" a las personas transgénero.

back to top