Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 422

La Corriente Federal de los Trabajadores pide "un cambio de política económica para evitar que la Argentina quiebre"

La Corriente Federal de los Trabajadores (CFT) exigió cambios en la economía nacional y actitud acorde a los tiempos que se viven a la CGT que integra. Con el mismo impacto dejó ver que en semanas más el confederal cegetista tendrá más que sensación térmica veraniega. "Se impone un cambio de política económica para evitar que la Argentina quiebre", rubricó en un documento la CFT que lideran Sergio Palazzo (Bancarios), Héctor Amichetti (Gráficos) y Horacio Ghilini (Sadop).

Respecto de las pretensiones sobre la central obrera que integran aún disidentes, consideraron "imprescindible que la CGT decida con urgencia un plan de acción y un programa para uniciar los reclamos y luchas de todo el movimiento obrero sin exclusiones".

En cuanto a elementos que evalúan ese grupo de sindicatos, donde también se encolumnan Farmaceúticos, Televisión, los pilotos que lidera Pablo Biró, como también a referentes de la UOM, entre otros, hay fundamentos económicos. Los mismos surgen de los asesores que también integran el núcleo de economistas del PJ, que sin lugar a diferencias de posicionamiento partidario, coinciden en el diagnóstico de que el modelo no solo "deja afuera a los trabajadores" sino que seguirá arrasando "mucho más allá del consumo". Sobre estadísticas propias y de terceros definieron que "más de 450.000 argentinos que perdieron su trabajo desde diciembre de 2015 sufren las consecuencias, mientras el Gobierno y sus CEOS insisten en agraviar a trabajadores". Es fácil percibir también que la CFT da por fenecido el acuerdo para frenar despidos, o cualquier estrategia que se haya planteado en la Mesa de Diálogo para el Trabajo y la Producción.

"No se aceptará que el movimiento sindical sea excluido a la hora de las grandes decisiones nacionales, porque siempre que ello ocurrió el pueblo fue derrotado", señalaron.

También aseveraron que perdura "la recesión en el mercado interno y la inflación anual fue del 41 por ciento, con quebrantos empresarios, despidos y suspensiones públicas y privadas’.

"Con despidos no pudo ni puede haber diálogo real. La Mesa de Diálogo fue una pantomima disfrazada con insuficientes paliativos y destinada a ganar tiempo para proseguir un ajuste salvaje, que exigen los grandes grupos económicos y financieros y que recae sobre trabajadores formales y de la economía popular", afirmaron.

back to top

Contactos

  • Mail: info@notinac.com.ar
  • Tel: (+54) 011 15-2663-5863