La Pampa: Por falta de coordinación, el fuego arrasó el Parque Nacional, Lihué Calel y sigue avanzando

El incendio -que en su paso destruyó unas 18.500 hectáreas- se mantenía activo este martes a la tarde-noche y avanzaba hacia el sur, en dirección al río Colorado. El subsecretario de Protección Ciudadana, Agustín García, reprochó la falta de coordinación dentro del Parque Nacional, ya que la administración solo se manejó con brigadistas nacionales y no convocó a Defensa Civil para apagar las llamas. Mirá el video.

El incendio que quemó parte del Parque Nacional de Lihué Calel, más de 10 mil hectáreas, se mantiene activo este martes y avanza con dirección al sur, hacia el Río Colorado. El subdirector de Defensa Civil, Damián Bollak, confirmó este martes al mediodía el avance del incendio hacia el sur.

“El fuego ya salió del terreno del Parque Nacional y se dirige hacia el sur de la Provincia, paralelo a la Ruta Nacional 152. Se encuentran trabajando 6 cuadrillas de Defensa Civil, incluido el director, Luis Clara. El foco se encuentra activo y dadas sus dimensiones no se encuentra controlado, se logró frenar un frente de importante tamaño, pero quedan otros que se están tratando de contener desde el día de ayer”, concluyó Bollak.

Por su parte, el subsecretario de Protección Ciudadana, Agustín Manuel García, reprochó este martes la falta de coordinación para atacar el fuego dentro del Parque Nacional de Lihue Calel, ya que la administración solo se manejó con brigadistas nacionales y no convocó a Defensa Civil para apagar las llamas.

El funcionario, junto al gerente de APE, Gonzalo Marcos, hizo un sobrevuelo por la zona del incendio en avión, también con un equipo de prensa de El Diario. “Se controló el foco que se inició en el parque, tanto al este y un poco al sur de Lihué Calel, fuera de lo que es la jurisdicción del parque nacional”, explicó García.

“Remarco esto porque el sábado se dio aviso que se prendió el parque. Despachamos cuadrillas de Defensa Civil y la situación fue abordada por brigadistas de Parques Nacionales, más de 30 personas. Siempre dimos el apoyo desde Defensa Civil, ofreciendo todos los recursos. Lamentablemente no pudieron contener hacia adentro del parque ese foco y provocó que ayer a la tarde (por el lunes) se dispararan esos focos de incendio hacia afuera, esto es al este de la 152 y al sur de Lihué Calel. Hoy tenemos 7 cuadrillas trabajando y lo que nos queda es esa imagen... quizás con un poco de más participación de Defensa Civil en el parque podríamos haber contenido el fuego como pasó en el primer foco, que fue hacia el norte del parque y cuando salió de la jurisdicción fuimos y lo circunscribimos bien, y lo cerramos”, dijo.

Respecto a los focos activos, confió que están “viendo ahora como evoluciona y qué impacto tiene sobre las líneas de alta tensión, ya que se ve algún foco en la zona de la línea que va hacia Macachín y también la que va a Pichi Huinca”.

“Con los focos que están afuera del parque, está trabajando Defensa Civil y cuadrillas de bomberos voluntarios”, aclaró.

“Lo que fue adentro del parque, lo coordinó la Administración de Parques Nacionales con brigadistas propios que vinieron de distintos puntos del país pero que respondían a ellos”, indicó.

En cuanto a la evolución del siniestro, explicó que “el viento va cambiando y si hay una alta temperatura, genera condiciones extremas para el trabajo. Esperemos que el viento ayude y calme la temperatura para que los brigadistas puedan trabajar con más tranquilidad y puedan parar esto que está perjudicando las líneas energéticas”.

“Hasta ahora no hay inconvenientes de riesgos para cascos de estancias aledañas. En lo que es el centro del parque hicieron quemas para protegerlo”, apuntó.

“Se sigue trabajando y se seguirá con novedades seguramente, irán llegando. Todavía no hicimos el cálculo definitivo y esperamos información de Parques nacionales para medir la cantidad de hectáreas afectadas. Es importante, ustedes han visto que es bastante. Esto ha sido consecuencia de que no se pudo frenar el incendio cuando estaba dentro de la jurisdicción del Parque Nacional. Defensa Civil podría haber tenido un poco más de participación, pero estaba coordinado por la gente de Parques Nacionales”, reafirmó.

Hacia el Colorado

Las llamas llegaron a la zona del río Curacó, a 55 kilómetros de su inicio, según informó el exintendente de Puelches, Enrique Tomas, a media mañana. El dirigente radical, con fotos satelitales e información actualizada que le brindó el exdirector de Defensa Civil, Gustavo Romero, se animó a estimar que hasta la mañana de este martes ya se quemaron más de 120 mil hectáreas en la zona.

El fuego avanzó desde Lihue Calel hacía el este y sur este de Puelches, con un frente de entre 20 y 25 kilómetros. “Con un viento parecido y con las mismas características en el 2001 atravesó el río Colorado”, advirtió el exjefe comunal.

La punta de fuego, a mediamañana, estaba a 25 kilómetros del cauce del Colorado. El miércoles a la noche lograron frenar parte del frente, y el fuego pasó a un costado de Puelches. Uno de los frentes alcanzó este martes a la mañana el lecho del Curacó. Además, hay diferentes focos de incendios en otros sectores del lugar. Incluso, en el mismo parque nacional.

Si bien hay miles de hectáreas afectadas,todavía no hay cifras oficiales.

Los incendios que se desataron en La Pampa ya quemaron unas 160.000 hectáreas. Uno de los focos se desató en el Parque Nacional Lihué Calel, el único de la provincia ubicado en el sur pampeano. Unos 50 brigadistas (cuadrillas que llegaron desde los parques Nahuel Huapi y Laguna Blanca) combatieron desde el lunes las llamas dentro del Parque. Pudieron evitar que llegue al centro de visita y atención al turista al parque.

El intendente del Parque Nacional Lihué Calel, Nicolás Katuchin explicó el lunes que "el fuego se inició el sábado. Hasta ahora se quemaron unas 7.000 hectáreas dentro del parque. Pero el fuego también afectó una superficie más grande". La vegetación quemada son arbustos achaparrados,chatos y pastizales.

Las condiciones que se registran desde el lunes son extremas. "Hasta ahora las condiciones fueron extremas. Pero hoy las condiciones son extremas. Hay un pronóstico de 40ºC de temperatura y viento norte". Por eso a los 30 brigadistas que combatían las llamas, se suman otras cuadrillas con 16 personas del área de Manejo del Fuego de Parques Nacionales. También participan brigadistas de Defensa Civil de La Pampa.

El combate del fuego se hace mano a mano, haciendo contrafuegos: es decir, quemando pastizales para que las llamas se ahoguen y no tengan más combustible. "Por ahora no manejamos medios aéreos", dijo el guardaparque.

El Parque Nacional Lihué Calel tiene una superficie de 32.000 hectáreas. son sierras de origen volcánico con un el cerro La Sociedad Científica como la elevación más importante. Las sierras hacen una especie de 'fuentón' que acumulan agua y generan un pequeño oasis (que genera la biodiversidad del parque) en una zona agreste.

Por ahora, el fuego no produjo mortandad de la fauna nativas, puma y guanaco son los mamíferos más importantes. "No vimos pumas o guanacos afectados. Ellos saben escapar. Hay ratones, otras especies menores que no es lindo verlo, pero es el ciclo de la naturaleza", dijo el guardaparque.

El incendio de Lihué Calel se inició mientras un productor trabajaba en la construcción de una 'picada' (una franja trazada en el monte o en el campo) para frenar el fuego.

Los incendios rurales y forestales comenzaron a fines de noviembre en La Pampa. Las zonas más afectadas son departamento de Chicalcó (en el oeste), Lihue Calel (centro) y Caleu Caleu y Hucal (este). Un informe del INTA reveló al 3 de enero se quemaron 153 mil hectáreas.

En los últimos días hubo quemazones de pastizales y campos, que sumaron otros miles de hectáreas. Además se sumó el foco del parque Lihué Calel.

En un incendio de campo del 28 de diciembre, en la zona de Bernasconi (Hucal) en el este provincial, dos hermanos Federico (20) e Iván (33) Starkloff fueron atrapados por las llamas mientras intentaban controlar un fuego. Federico murió ese día mientras que Iván falleció el último día del año pasado 48 horas después.

Uno de los focos más grandes ardió los últimos días del año 2017. Fue al sur de General Acha, en cercanías de Perú. Ese fuego arrasó con 60.000 hectáreas. Un productor Andrés Laburu, contó que su campo"El Mirador de Hucal" se hizo cenizas en pocos minutos: "a mi campo de 7.000 hectáreas, el fuego lo quemó en 40 minutos".

El incendio se inició el jueves y en un principio fue controlado, pero las condiciones climáticas reinantes en la zona (calor y viento) provocó que se reactivara.(El Diario)

back to top

Contactos

  • Mail: info@notinac.com.ar
  • Tel: (+54) 011 15-2663-5863