22 de agosto: Se produce la Masacre de Trelew

El 22 de agosto de 1972 por la madrugada fue perpetrada la Masacre de Trelew. Así, durante la dictadura de Alejandro Lanusse, 19 detenidos políticos que días atrás habían protagonizado un intento de fuga de la cárcel de Rawson fueron sacados de sus celdas y obligados a formar una fila. Seguidamente y totalmente indefensos fueron fusilados. La mayoría murió en el acto y los pocos sobrevivientes fueron rematados en el suelo con armas cortas.

De esta manera murieron: Carlos Astudillo, Rubén Bonet, Eduardo Capello, Mario Delfino, Carlos Del Rey, Alfredo Kohon, Clarisa Lea Place, Susana Lesgart, José Mena, Miguel Polti, Mariano Pujadas, María Sabelli, Humberto Suárez, Humberto Toschi, Jorge Ulla y Ana Villarreal. En cambio, María Berger, Alberto Camps y Ricardo Haidar también cayeron por la metralla, pero se salvaron por fallos en el tiro del final. Sobrevivieron y luego, ya en libertad, revelaron lo ocurrido al periodista y poeta Francisco Urondo, luego desaparecido, que escribió el libro "La patria fusilada".
Las víctimas pertenecían a los grupos Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP, trotskistas), las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR, peronistas) y Montoneros.  Se habían fugado una semana atrás de la cárcel de Rawson, pero fracasaron en el intento de escapar a Chile en avión desde al aeropuerto de Trelew.

El fusilamiento llevado a cabo en la Base Aeronaval de Trelew, dependiente de la Armada Argentina, fue declarado en 2012 crimen de “lesa humanidad” y fueron los ex capitanes de fragata Emilio Del Real, Luis Sosa y y el cabo Carlos Marandino condenados a cadena perpetua. En cambio, los ex capitanes de navío Rubén Paccagnini -entonces jefe de la base naval- y Jorge Enrique Bautista fueron absueltos.
A pocos días de la masacre, el 5 de septiembre de 1972, el entonces capitán de navío Horacio Mayorga, jefe de la Aviación Naval, dijo en un discurso en la misma Base Aeronaval Almirante Zar donde ocurrieron los hechos, y frente a todo el personal de esa dependencia: “No es necesario explicar nada. Debemos dejar de lado estúpidas discusiones que la Armada no tiene que esforzarse en explicar. Lo hecho bien hecho está. Se hizo lo que se tenía que hacer. No hay que disculparse porque no hay culpa. La muerte está en el plan de Dios no para castigo sino para la reflexión de muchos»

back to top

Contactos

  • Mail: info@notinac.com.ar
  • Tel: (+54) 011 15-2663-5863