Mar del Plata: Vecinxs sin Genocidas, realizaron una marcha para pedir que se juzgue al genocida Juan Miguel Wolk

 

Una movilización de “Vecinxs sin Genocidas” de Mar del Plata pidió lo mismo para el represor Miguel “el nazi” Wolk.

Wolk fue precisamente la mano derecha de Etchecolatz y uno de los cabecillas que operó en los Centros Clandestinos de Detención y Tortura centros Brigada de Investigaciones de Lanús, o más conocido como el “Infierno” y también en el Pozo de Banfield.

Durante los juicios realizados en la vuelta de la democracia, el ex comisario fue condenado a 25 años de prisión, pero más tarde fue beneficiado con las leyes de Punto Final y Obediencia Debida.

Luego de haberse refugiado en un país vecino, Wolk se hizo pasar por muerto enviando una partida de defunción falsa, por lo cual la justicia dejó de buscarlo.

Sin embargo en 2013, fue capturado por la Interpol y enviado a una cárcel común. Tras el arribo del gobierno de Cambiemos, varios de los genocidas que torturaron y asesinaron durante la última dictadura militar, consiguieron el beneficio de la prisión domiciliaria.

“El nazi” –apodo que sin mucha carga llevaba Wolk- vive ahora en una cómoda casa del Bosque Peralta Ramos, donde hasta hace poco estuvo alojado Etchecolatz.

“Aquí vive un genocida y no es un vecino más. Él sabe dónde están los hijos de al menos de 24 embarazadas que permanecieron cautivas en el Pozo de Banfield. El aplicó el terrorismo de estado entre 1974 y 1979 y centenares de madres y abuelas esperan justicia”, expresaron durante la marcha.

El represor está acusado de ser uno de los responsables del destino final de muchas mujeres que pasaron por los Centros Clandestinos a su cargo, quienes fueron asesinadas luego de dar a luz.

Por eso, frente a la vivienda donde ahora se encuentra Wolk, se pintaron siluetas de embarazadas y pidieron que la justicia no le “otorgue privilegios” y sea conducido a un penal.

back to top