Escándalo en El Palomar por la cancelación masiva de vuelos de Flybondi

Un nuevo escándalo protagonizó Flybondi en el aeropuerto de El Palomar luego que suspendiera masivamente sus vuelos en el marco de una leve llovizna. La polémica empresa tomó esa resolución y los pasajeros estallaron de furia. Una vez más quedó en evidencia la endeble estructura y pocas normas de seguridad con la que cuenta la terminal aérea ubicada en el oeste del conurbano bonaerense.

La low cost resolvió cancelar 17 vuelos y desviar a 9 por lo que afectó a cinco mil usuarios de los cuales 3.200 quedaron varados sin viajar y 1.800 viajaron desde otro punto de partida y llegada.

De este modo, por primera vez desde que comenzó a ser utilizada para vuelos comerciales, la base militar tuvo un cese total de las operaciones de la firma. Así se vio otra vez que no está preparada para operar como tal debido a las severas limitaciones que le imponen una precaria tecnología y la falta de la infraestructura adecuada. Sin embargo, los aeropuertos de Aeroparque y Ezeiza funcionaron normalmente bajo las mismas condiciones climáticas.

El ambiente se comenzaba a tensar cuando desde la low cost dieron a conocer que había “pequeña demora de algunos vuelos y que todo se solucionaría rápido”, pero como el tiempo pasaba y no había respuestas, los pasajeros se molestaban más.  

Mientras el mal humor dominaba la escena, un empleado de Aeropuertos Argentina 2000 comunicó que las partidas se suspendían por “inclemencia climática”, pero la furia estalló cuando un representante de Flybondi dijo: “Los vuelos cancelados por meteorología no se reprograman, al igual que en todas las líneas aéreas. Los pasajeros se tienen que reubicar en un vuelo donde haya lugar. De la misma manera operan las demás compañías que vuelan aquí”.

Infocielo


 

back to top