Pedro Cahn: "Me recuerda a cuando en los '80 los médicos no querían atender a pacientes con HIV"

"El debate lo venimos siguiendo con interés, esperanza y con preocupación. Hay una notoria agresividad por parte de los sectores que se oponen a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo"

"Se ha dado un movimiento civil con pocos precedentes, en la calle y las redes sociales. La sociedad está madura, es nada más una cuestión de tiempo, esperemos que sea el 8 de agosto. Si no es así, se va a generar una reacción mayor y va a determinar una presión aún mayor sobre el Congreso, sería algo insoportable. Esto va a tener que aprobarse"

"Me tocó hablar después de un señor que fue con el ambo de hospital, vestimenta que no era la adecuada para el frío que hizo ayer. Dijo que estaba hablando en nombre de todos los médicos de la Argentina. Cuando una senadora le preguntó a quién representaba, él dijo que eran más de mil los que estaban en una organización 'pro vida'"

"Yo fui médico de terapia intensiva diez años y me tocó asistir a mujeres con complicaciones por abortos sépticos. A veces, para evitar que la gangrena uterina terminara con su vida, había que sacarles el útero, con lo cual se comprometía definitivamente las posibilidades de maternidad. Esto ocurre con las mujeres pobres, que no tienen acceso a hacerse los abortos en clínicas privadas donde se las interna con diagnósticos tales como 'quistes de ovario'"

"Acá no estamos discutiendo si aborto sí o aborto no. Los abortos existen. Estamos discutiendo si las mujeres pobres van a seguir muriendo mientras que las de mejores condiciones económicas van a seguir abortando con diagnósticos truchos"

"Cuando empecé en los 80', muchos médicos ejercían la objeción de conciencia de hecho. Algunos decían que no querían atender a pacientes con HIV porque 'no estaban preparados' o 'esos pacientes varones tenían sexo con otros varones o era drogadictos'"

"Es una cosa absurda porque nada de eso es contagioso. Se negaban a operarlos. El debate actual me recordó eso y tomé el ejemplo del HIV para mostrar cómo la actitud de los médicos pueden ser complicadas en este sentido"

"Con esta ley que estamos debatiendo, pueden formalizarlo de antemano anotándose en un registro previo para no realizar tales prácticas. Queda claro que no puede haber una objeción de conciencia para el sector público que después no la aplique en el sector privado"

"Es decir, no se puede tener ese discurso de 'no hago abortos en el hospital pero si me pagas afuera, los hago'. Pero no puede funcionar una objeción de conciencia institucional. Es decir que una clínica entera diga que no haga abortos cuando hay médicos dentro que digan que sí. Las instituciones no tienen conciencia.

"En Diputados, todos los legisladores se tenían que quedar toda la jornada y luego responder preguntas en general. En este caso, había preguntas luego de cada exposición. La senadora Silvia Elías de Pérez hizo una pregunta con la mala intención de intentar vincular a la Fundación Huésped con supuestos financiamientos internacionales tratando de endilgarnos algún interés económico en este debate. No podríamos tener ningún beneficio institucional si esto se aprueba"  

"Hay una frase que quiero rescatar: 'La salud no tiene precio pero tiene costo'. Cuando hablamos del acceso gratuito, estamos hablando de que los fondos salen del Estado. Efectivamente, ya estamos pagando costos por abortos clandestinos"

"El Estado ya está gastando en este tema, que bien se lo podría ahorrar si no existiesen los abortos clandestinos. Desde el punto de vista económico, es más barato prevenir el aborto. Pero aún si no fuera así más allá de todo, ¿vamos a dejar que se mueran porque no tenemos plata?"(A los botes - FutuRock FM)

back to top