Atlético Tucumán, un equipo con historia que busca su primer título oficial

En el universo futbolístico, las estrellas son mucho más que un adorno estampado en el frente de las camisetas de los clubes para reflejar él o los torneos conquistados ya que por momentos se convierten en la obsesión de aquellos que no tienen antecedentes para mostrar y que, como es el caso de Atlético Tucumán, esperan saldar una histórica deuda.

Si bien las estructuras competitivas en el fútbol argentino cambiaron en las últimas décadas, Atlético Tucumán fue protagonista en diferentes competencias nacionales a lo largo de su historia y estuvo cerca de obtener un titulo, pero es la primera vez que sus aspiraciones son tan claras.

El sábado, en Mendoza, el conjunto tucumano jugará su primer final de un torneo bajo la órbita de la AFA y si bien el rival es River Plate, la confianza es enorme.

Este equipo demostró que es capaz de superar cualquier escollo después de lo realizado este año, donde además de ser finalista de la Copa Argentina debutó en la Copa Libertadores y en la Sudamericana, además de clasificarse para participar otra vez de la principal competencia de clubes del continente.

Otro gran campaña la protagonizó en 1979, cuando terminó tercero en el viejo campeonato Nacional, al llegar hasta las semifinales del torneo, instancia en la que fue superado por Unión -se impuso 2 a 0 primero en Tucumán y luego en Santa Fe-, que perdió en la final del torneo frente a River Plate.

Unos años antes, en 1975, se clasificó para jugar la ronda final del Nacional, donde finalmente se consagró campeón River Plate, con un equipo que despertó la ilusión de los hinchas por la jerarquía de algunos de sus futbolistas: Ricardo Julio Villa, Jorge Ghiso y Víctor Palomba, entre otros.

Sin embargo, el "Decano" debería poder lucir su estrella con orgullo ya que en 1960 ganó La Copa de Campeones, una competencia que reunió a los mejores equipos del interior del país.

Si bien no participaron los clubes que militaba en la Primera División de AFA, su importancia quedó reflejado en que con el tiempo esa competencia dio origen a lo que años después sería la Copa Argentina.

Y fue tanta la mala suerte del "decano" que los únicos recuerdos de esa conquistas son las publicaciones de los medios gráficos de la época, ya que el trofeo entregado desapareció de las oficinas del club en circunstancias pocos claras.

No se sabe si fue robado o embargado durante una época difícil que atravesó la institución desde lo económico.

Aquél logro fue alcanzado por un equipo formado por grandes figuras de la década del 60, entre los que se destacaban Rafael Albrecht, quien luego fue trasferido a San Lorenzo donde formó parte de los recordados "Matadores", además de jugar dos mundiales, Chile 1962 e Inglaterra 1966 con el seleccionado argentino.

También se destacaron Hugo Ginel -representó al país en los Juegos Olímpicos de Roma ese mismo año- y Martín Canseco, quien en la definición por penales ejecutó y convirtió los cinco disparos para sellar la victoria frente a El Quequén por 5 a 3.

Esa final se jugó en Tres Arroyos y en el tiempo reglamentario terminó igualado 1 a 1, resultado que no se modificó en el alargue.

Ese recordado equipo se completó con Gregorio García, Jorge Amaya, Julio Gutiérrez, Antonio Rosalino Graneros, Antonio Tejerina, Miguel Muñoz, Epifanio Ortega e Ibarra Castillo y la mayoría fue transferido a clubes de Primera División tras esa campaña.

La historia convirtió a Atlético Tucumán en uno de los grandes equipos del interior del país y tras dar los primeros pasos en competencias internacionales este año, espera alcanzar lo único que le falta: un título oficial que sea reconocido y de esa forma la estrella buscada durante años brillará en su escudo y en el corazón de sus fieles hinchas.

back to top

Contactos

  • Mail: info@notinac.com.ar
  • Tel: (+54) 011 15-2663-5863