Desetiquetemosnos (Por Gloria Reyes)

Desetiquetemonos (Por Gloria Reyes)

¿Imaginaron alguna vez un mundo sin distinción de género? ¿Cuántos problemas evitaríamos si no estuviéramos obsesionados por etiquetarnos en géneros y subgéneros? ¿De verdad es tan importante para los humanos nacer con determinados órganos sexuales en el siglo XXI? En cuanto nos dice el obstetra que el bebé tiene determinados órganos sexuales, el entorno del niño comienza a moldearlo: #niña/niño #rosa/celeste #princesa/principe, #pelotas/muñecas, etc, etc, etc. Luego, ese pequeño ser tiene que crecer luchando contra todo lo que se le impuso para poder descubrir lo que realmente quiere. ¿Cuántos bailarines reprimidos existirán en fracasados rugbiers? ¿cuántas pequeñas promesas futbolísticas jamás recibirán de regalo una pelota?

¿Qué hay si tu "niña" quiere su habitación azul o le gusta jugar a la lucha? ¿Te fijaste si le gusta jugar con herramientas o andar en patineta? ¿Cuál es el problema si a tu "niño" le gusta bailar música clásica o jugar con muñecas? Para que sean libres, necesitamos primero los adultos soltar las etiquetas, liberarnos nosotros mismos de prejuicios y clasificaciones.

No existen temas "de mujer", ni temas "de hombre". Sueño con que esa dicotomía no sea necesaria. Sueño con que los portales no tengan una sección que se llame "Mujer" y nos hablen de "los looks de las PASO" (sic Perfil.com); sueño con ver que en el fútbol profesional puedan jugar en el mismo equipo Marta Vieira da Silva y Lionel Messi; que puedan correr la misma carrera Usain Bolt y Elaine Thompson. Sueño con ver jugar en la Copa Davis a Rafael Nadal contra Serena Williams.

Sueño con que sea libre la posibilidad de pertenecer a un lugar, sea cual fuera la institución. Creo verdaderamente innecesarias las divisiones impuestas. El género "mujer" nos impone ser femeninas, nos impone ser madres, nos impone casarnos con un hombre, nos impone ser bellas, nos impone servir al hombre en la mayoría de las culturas. Esas son hoy las exigencias que pesan sobre el género "mujer". El hombre tiene las suyas también, por supuesto. Debe ser el sostén económico del hogar, debe casarse con una mujer, debe ser macho, etc. Si nos liberáramos del género desde nuestro nacimiento, nos sentiríamos seres más libres, con un abanico mucho más amplio para definirnos y encontrar nuestra identidad.

Hay tendencias que dan muestra de esta idea de neutralidad de género, de esta idea de que no hay nada que sea determinante al órgano sexual con el que nacemos. Por ejemplo, muchos comenzaron a utilizar al escribir en redes sociales un símbolo para evitar el femenino o masculino (niñxs, niñ@s). Otra muestra son los jóvenes que se visten de tal manera que no se distingue el género sexual. Hoy, modelos como Andrea Pejic, Erika Linder, Richie Phoenix son algunos nombres de jóvenes que  la industria de la moda convoca como referentes de miles y miles que aceptan y naturalizan cada vez más la idea de que ser hombre o mujer es tan sólo una construcción cultural que podemos engañar fácilmente o simplemente evadirla. También hay marcas que hacen ropa unisex como Rad Hourani, One DNA, Toogood London, entre muchas otras.  Utilizar nombres neutros para los bebés también se ha transformado en tendencia. Nombres como Ariel, Milan, Yael, Andrea, etc. se han puesto de moda. También empezaron a verse en lugares públicos baños sin distinción de género. La UBA recientemente inauguró un baño libre.
Hemos avanzado en aceptar que los noviazgos y formas de familia pueden ser mucho más complejos que esposo/esposa/hijx y en muchos países como Argentina, Holanda, Bélgica, Canadá, España, etc.,ya es Ley el Matrimonio igualitario.

Creo que es mucho pedir aún eliminar del DNI el género sexual, pero todas estas tendencias revelan que vamos camino hacia la igualdad, hacia la no clasificación de géneros, ni subgéneros. Vamos por una sola etiqueta, por la unificación del sujeto no clasificable como objeto. Propongo que vivamos #sinetiquetas, que seamos un poquito más libres y criemos seres sin prejuicios, ni reprimidos. Nada debería ser exclusivo de hombres, nada debería ser exclusivo de mujeres. Ojalá podamos avanzar en vernos a cada uno como únicos y a todos como iguales.

Andrea (nombre unisex) Pejic

Son 24 los países donde rige la Ley de matrimonio igualitario. Argentina fue el primero de América Latina en aprobarla (2010). 

Baños unisex

Toogood London

back to top

Contactos

  • Mail: info@notinac.com.ar
  • Tel: (+54) 011 15-2663-5863