La Nación y la Ciudad tendrán que pagar el 70% de la indemnización a dos víctimas de Cromañón

La justicia condenó hoy a los gobiernos nacional y porteño a pagar el 70 por ciento de la indemnización -35% cada uno- que recibirán dos víctimas de Cromañón al considerar que tuvieron mayor responsabilidad en la tragedia que los músicos de Callejeros y los organizadores, quienes tendrán que hacerse cargo del 30% restante, de acuerdo con un fallo que se conoció hoy.

La demanda fue presentada por los mellizos Marcelo Pablo y Darío Sebastián Fragapane, que reclamaron una indemnización por asistencia psicológica y daño moral a raíz de lo que vivieron la noche del 30 de diciembre de 2004, cuando al inicio de un recital del grupo Callejeros se incendió el boliche del barrio porteño de Once causando la muerte de 194 personas, en su mayoría jóvenes.

En un fallo reciente que se difundió hoy, la Sala 4 de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal argumentó que el gobierno nacional y el de la ciudad de Buenos Aires tuvieron una responsabilidad mayor en la tragedia a la de los organizadores y los integrantes de la banda.

La Cámara dispuso que cada jurisdicción pague el 35% de la indemnización fijada para los hermanos Fragapane, mientras que los organizadores y los músicos deberán desembolsar el 30% restante.

Para Nilda Gómez, abogada y madre de Mariano, víctima de Cromañón, el Estado nacional es responsable, del mismo modo que el de la ciudad, porque "había una mafia dentro de la Policía Federal que cobraba coimas para que entre más gente" al recital y esa fuerza dependía del Ministerio del Interior de la Nación.
"Pusieron en riesgo la vida de muchas personas, y ese riesgo de concretó con 194 muertes.

Deben cubrir las necesidades de los sobrevivientes que generaron y de los padres a los que le arrancaron sus hijos", dijo Gómez, quien decidió estudiar abogacía para hacer justicia por su hijo y actualmente dirige la organización "Familias por la vida", que trabaja para prevenir un nuevo Cromañón.

Para Gómez, también los músicos son responsables, ya que considera que la "codicia" los llevó a tocar en un lugar que era una "trampa mortal".

Aunque estén definidos los porcentajes que debe pagar cada parte, el fallo dejó abierta una puerta para que las víctimas puedan reclamar a ambas administraciones -local y nacional- que les paguen el total de la suma: "Se encuentran habilitadas a exigir el pago total de la deuda a cualquiera de las partes condenadas en este juicio", dice el fallo de 21 páginas.

En otro tramo, los camaristas de la Sala 4 Marcelo Duffy, Jorge Morán y Rogelio Vincentin señalaron que "tanto el estado nacional como el gobierno de la ciudad de Buenos Aires resultaban responsables dado que sus dependientes no hicieron cumplir las imposiciones legales, ni observaron sus obligaciones como funcionarios".

El gobierno nacional terminó involucrado por el desempeño de los Bomberos, que dependen de la Policía Federal, y se ocupaban de las habilitaciones en la Ciudad.

La Cámara consideró que en virtud del cometido de bien común que tienen los entes gubernamentales involucrados "y su consecuente posición de garantes frente a la ciudadanía, resulta incuestionable que ellos detentan un deber agravado con relación a la seguridad de las personas".

Sobre los organizadores y los músicos, el fallo determinó que "no son menos culpables que los órganos que comprometieron la responsabilidad estatal".

Para Patricio Poplaski, abogado de la ONG Familias por la Vida, "los dos (Estado nacional y de la Ciudad) tuvieron responsabilidad -penal y civil-, y la diferencia con otras épocas es que ahora ambos pertenecen al mismo gobierno".
"Lo importante es que se hagan cargo, que cumplan con su responsabilidad y den el ejemplo, si entran en un sistema de apelaciones estarían avalando lo que hizo (el ex jefe de Gobierno porteño Aníbal) Ibarra en su momento", comentó.

En su fallo, los jueces tomaron como referencia un informe médico que determinó que el incendio "importó un episodio traumático teñido de dramatismo, que acarreó inevitables padecimientos y angustias, cuyas molestias se proyectan al presente", y descartaron el hecho de que los hermanos no tuvieron secuelas físicas.

Además, los jueces rechazaron uno de los argumentos del gobierno porteño que había pedido que se descontaran del monto final de la indemnización los subsidios que recibieron los hermanos al igual que las otras víctimas.

Aunque todavía deben actualizarse los montos, la Cámara determinó que Darío Fragapane reciba 268.000 pesos y Marcelo, su mellizo, 208.000, según la sentencia.

back to top

Contactos

  • Mail: info@notinac.com.ar
  • Tel: (+54) 011 15-2663-5863