Azul declaró la "emergencia laboral" luego de que el gobierno de Macri resolviera despedir 250 trabajadores

El Concejo Deliberante de Azul declaró este lunes la "emergencia laboral" luego de que el gobierno de Mauricio Macri resolviera en el marco del plan de ajuste que lleva adelante cerrar la planta de explosivos Fanazul, de Fabricaciones Militares. Como consecuencia de esa decisión 250 trabajadores quedaron en la calle.

La crisis estalló el jueves pasado cuando el interventor de Fabricaciones Militares, Luis Riva, confirmó el cierre de la planta de Azul. De esta manera no se les renovarán los contratos a 237 trabajadores mientras que los 17 que pertenecen a la planta permanente serán trasladados a otras dependencias estatales.

El impacto social promete ser fuerte y la respuesta no se hizo esperar. Según informó Tiempo Argentino este lunes los concejales aprobaron por unanimidad la "emergencia laboral" mientras ya se registraron cortes en la ruta 3 y marchas cada vez más nutridas. Se espera que mañana vuelvan a cortar la ruta.

Durante la campaña de cara a las Legislativas, en septiembre pasado, el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, había visitado Azul y en desmintió en aquella oportunidad los rumores de despidos y achicamiento que ya circulaban en la fábrica. En una entrevista con el diario El Tiempo de Azul, junto al intendente, dijo que era falsa ”la idea del riego laboral o el riesgo de despido”. Y agregó: "Lo más importante es tranquilidad en términos de que hoy no hay ninguna definición tomada y lo que se haga se hará siempre en el marco de la racionalidad y en la búsqueda de fortalecer esta institución".

El intendente Hernán Bertellys creó un Comité de Crisis, y ante la presión pública debió ceder a que el Concejo Deliberante declarase la Emergencia Sociolaboral.

Según advirtió Tiempo Argentino "Azul no sufre sólo las consecuencias del cierre de Fanazul. En el último tiempo se le suman los despidos en Cerámica San Lorenzo, Molino San Martín, Molino Nuevo, el cierre de la Corrugadora y de comercios minoristas, la situación de los pequeños emprendimientos y las cooperativas de Azul".

Durante la emergencia laboral, que durará al menos un año, el intendente deberá realizar las gestiones ante el Ejecutivo provincial y nacional “para evitar los despidos en la administración pública” y debe abstenerse “de rescindir contratos laborales y todo otro contrato que establezca relación de dependencia con el estado municipal”.

Además establece una "ayuda legal gratuita y adecuada atención médico-psicológica" a todos los trabajadores despedidos, y que sean asistidos económicamente de manera urgente por la Comuna por el lapso de doce meses. El valor será determinado de acuerdo con el perfil sociolaboral de cada familia. También tendrán beneficios en las tasas de servicios públicos. Y los hijos estudiantes terciarios o universitarios podrán ser incorporados al sistema de becas municipales.

back to top

Contactos

  • Mail: info@notinac.com.ar
  • Tel: (+54) 011 15-2663-5863