Salta: Cerró el ingenio San Isidro y dejarían en la calle a 800 trabajadores

La compañía azucarera adjudicó el cierre a la crisis del sector y a problemas financieros.También aludió a la constante intransigencia del sindicato para reducir costos.

Un comunicado de las firmas Prosal SA - Emaisa SA, con el título: "El ingenio San Isidro se ve forzado a cesar su actividad productiva". Aunque todos los rumores sobre el cierre del complejo azucarero situado en Campo Santo, departamento Guemes, habían sido desmentidos por sindicalistas y empresarios, con el diario de ayer, una vez más quedó demostrado que "cuando el río suena, agua trae". La noticia causó conmoción entre los trabajadores del ingenio que son unos 600 regulares y 200 más en época de zafra, quienes se quedarán sin trabajo cuando termine el proceso de cierre de la empresa.

Entre los argumentos del comunicado oficial del Ingenio para justificar el cierre de la planta, aluden a la crisis del sector con malos resultados en la producción. Aseguran que el accionista mayoritario de la empresa colocó en los últimos tres años más de 50 millones de dólares propios para sanear la situación financiera, sin lograrlo. Además hacen referencia la "intransigencia del sindicato" frente a los intentos de alcanzar acuerdos salariales y al pedido de reorganización de su estructura de personal para garantizar la continuidad de las actividades.

Por lo expuesto, la compañía planteó un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) ante el Ministerio de Trabajo de la Nación a fin de iniciar el cese de actividades y la desvinculación del personal. Hasta que este proceso culmine, la empresa cumplirá sus obligaciones con el personal.

Alerta y movilización

A partir del comunicado emitido por Prosal y Emaisa, empresas que tienen a su cargo la explotación del ingenio San Isidro, los representantes gremiales del Soeasi (Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio San Isidro) informaron que se mantienen en alerta y movilización.

Ayer, cuando el primer turno de trabajadores ingresó a las 5 de la mañana, encontraron cerradas las puertas del Ingenio, con presencia de personal de seguridad privada y personal policial. Unos 150 trabajadores pudieron leer un comunicado que se estaba pegado en el portón de acceso, donde se les informaba sobre la decisión adoptada por la empresa.

El texto del papel hacía referencia a la imposibilidad que tiene la empresa de continuar sosteniendo una situación de crisis que se viene incrementando en los últimos años, que la decisión de cesar las tareas había sido comunicada al Ministerio de Trabajo nacional.

También les comunicaron en ese papel que los empleados no deben acudir a sus puestos laborales mientras dure el proceso de análisis de la situación junto con la entidad gremial, y que los días no les serán descontados. Fue honda la tristeza de los trabajadores en Campo Santo, un sábado negro.

Cerca de mil millones de pesos

El secretario general del Soeasi, Mariano Cuenca, expresó: "Esto era previsible, lo que la empresa está buscando es echar gente, ya lo intentó el año pasado dejando a 60 trabajadores en la calle, pero la lucha gremial les devolvió sus puestos laborales, ahora que se acercan la paritarias nos quieren meter presión, no hay un motivo para decir que la empresa está en crisis, en los últimos años vienen batiendo récord en producción, este año recaudaron más de $990.000.000 y los gastos no se acercan ni al 10% de ese total, a nosotros no nos informaron que iban a adoptar esta medida extrema, pero me parece muy extraña debido a que cuando uno quiere cerrar un negocio simplemente cierra e indemniza, pero ellos están pagando los sueldos, van a reconocer los días no trabajados. No tienen la intención de cerrar porque se trata de un negocio millonario".

Cuenca agregó: "Con respecto a la situación de crisis, la tienen que demostrar ante el Ministerio de Trabajo. Nosotros vamos a permanecer en alerta por lo que pudiera suceder".

Desde el gremio dieron a conocer algunos detalles de lo que la empresa pudo recaudar este año: por azúcar orgánica $597.357.150; por azúcar blanca $174.170.000 y por biocombustible derivado del alcohol $226.512.000 lo que hace un total de $998.040.150.

El total de trabajadores asciende a 800 en épocas de zafra, el resto del año oscila en 600. La mayoría son trabajadores camposanteños, pero también de General Gemes y El Bordo. Sin dudas el dinero que aportan los trabajadores del ingenio a la economía departamental es muy impactante en el devenir del mercado local.(El Tribuno)

back to top