Partidos opositores reclamaron ante la Cámara Nacional Electoral

Los partidos políticos de la oposición reclamaron ante la Cámara Nacional Electoral por algunos cambios que pretende impulsar el Gobierno en la realización de las elecciones nacionales.

Según pudo saber Página/12, tanto los distintos sectores del peronismo como partidos de izquierda alzaron la voz en la primera reunión de este año del Consejo Consultivo convocada por los camaristas Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera. Protestaron porque el Ministerio del Interior y la Dirección Nacional Electoral (DINE) pretenden eliminar parte de la documentación que se confecciona para realizar tanto el escrutinio provisorio como el definitivo, lo que afecta la capacidad de control sobre los resultados. Además, se busca transmitir la información electrónicamente desde las escuelas, mediante el escaneo de una sola acta. “Si no tenés elementos en papel suscriptos por la autoridad de mesa y los fiscales partidarios no tenés elementos de prueba para hacer el escrutinio definitivo en la Justicia”, alertó a este diario uno de los participantes. Si bien no tomó postura públicamente todavía, la CNE podría emitir una acordada en los próximos días para plantear públicamente esas preocupaciones, compartidas también por algunos jueces electorales en encuentros previos.

El origen del cuestionamiento principal son tres decretos emitidos por el Poder Ejecutivo a principios de este año, que modifican cuestiones establecidas en el Código Electoral Nacional. El PJ ya venía advirtiendo públicamente sobre esta situación, y en su último Congreso partidario si titular, José Luis Gioja denunció que se trataba de un “intento por destruir el control cruzado” de la votación, mediante la eliminación de dos documentos: el acta de apertura y cierre del comicio y los certificados de escrutinio, firmados por las autoridades de mesa y los fiscales partidarios. Quedaría solamente el telegrama, que pasaría a denominarse “acta de votación”. Ese documento, que no lleva la rúbrica de los fiscales sino de las autoridades de mesa, sería escaneado y enviado electrónicamente desde las escuelas al centro de cómputos. En aquella reunión del PJ del 7 de marzo, se instruyó al Consejo partidario para que avance administrativa y judicialmente en contra de esos cambios. Esta semana, los apoderados del PJ plantearon el tema ante la CNE, a lo que se sumaron otros partidos como el MST, la Democracia Cristiana, el Partido Intransigente y distintos referentes del Frente para la Victoria.

“Intentan modificar el código electoral por decreto porque como para modificarlo necesitan mayorías especiales no podían hacerlo. Además lo hacen ahora, en un año electoral, cuando faltan tres meses para la votación”, advirtió a PáginaI12 Vilma Ripoll, una de las presentes en la reunión de Consejo Consultivo. La dirigente del MST señaló que con “la excusa de la tecnología y la rapidez se liquida el rol de los fiscales”, lo que afecta la transparencia de la elección.

Desde la oposición creen que la implementación de los escaners en las escuelas en realidad esconde “un gran negocio” con el pretexto de otorgarle “celeridad” al conocimiento de los resultados. También advierten que muchas escuelas no tienen la infraestructura suficiente para la transmisión de los datos o el funcionamiento de los escaners.

back to top