La estrategia electoral del oficialismo tendrá en la confrontación con los sindicalistas

Como ya se había esbozado el 20 de junio cuando aprovechó un acto oficial del Día de la Bandera para criticar al camionero Hugo Moyano, Mauricio Macri volvió a subir a su ring a los sindicalistas para hacerlos parte de la campaña electoral.

"Hubo muchos años, que en la década kirchnerista se profundizó, de estafar al otro, de cómo apropiarme del trabajo de otro, porque, al final, qué hacía ese señor (Omar) "Caballo" Suárez, que le cobraba 100 dólares a cada contenedor que entraba al puerto, y se apropiaba de parte del trabajo del productor que estaba en el Chaco o lo dejaba sin trabajo", abrió Macri.

Y añadió: "Esa es la discusión que tengo con el señor (Hugo) Moyano, porque cuando él cobra las cosas que cobra para su gremio, por izquierda, por derecha, lo que hace es dejar a mucha gente sin trabajo".

Macri también se refirió al conflicto que enfrenta hoy al gremio bancario, que conduce Sergio Palazzo, con la compañía Mercado Pago, de Marcos Galperin, fundador de Mercado Libre.

"Ese señor es otro prepotente, Palazzo, y quiere avanzar sobre un sistema que desde la tecnología le mejora el servicio a la gente, porque ahora hay gente que en estas plataformas digitales nuevas puede colocar su dinero a interés por día, y vamos todos a pagar en forma electrónica", disparó un  violento Macri.

"La Argentina va rumbo a que en los próximos meses todos paguemos con el teléfono; la verdad es que el Gobierno va a estar apoyando estos desarrollos contra este tipo de actitudes prepotentes, patoteras, que tiene esta persona Palazzo", expresó.

Y sobre los gremios aéreos, Macri señaló que "a Pablo Biro (titular del gremio APLA, de pilotos) debería darle vergüenza lo que hace" y "tendría que estar contento porque con más líneas aéreas más pilotos van a volar, como el (sindicalista) de mecánicos, más mecánicos va a tener, pero son gente que no entienden el cambio de la Argentina".

back to top