Jorge Landau: "El software no fue auditado y no tenemos seguridad de que no pueda ser hackeado"

El apoderado del PJ Jorge Landau se refirió a las nuevas pruebas del sistema Smartmatic y señaló que "el software no fue auditado y no tenemos seguridad de que no pueda ser hackeado". Del mismo modo, advirtió que "el alcance del simulacro electoral del sábado fue limitadísimo".

En diálogo con el programa “Habrá Consecuencias” por El Destape Radio, el dirigente agregó que "estamos más preocupados que antes con lo que puede suceder en las elecciones" y contó que "tuvimos que armar un equipo informático que da sustento a las dudas que tenemos".

"El grueso del ensayo electoral no fue auditado por nosotros. Si bien consultaron a la oposición, el oficialismo fue el único que pudo fiscalizar todo, por lo que es difícil saber todo lo que falló", agregó Landau. Asimismo, planteó que "todo esto está pensado para la noche del 11 de agosto, y vimos que ya se produce un cambio en la publicidad de los telegramas".

"Los telegramas van a seguir publicándose en la web pero no van a tener el mismo contenido", puntualizó con preocupación. "El telegrama escaneado no va a ser el mismo que tenga el data entry en la pantalla, es una elaboración que Smartmatic", desglosó.

"La imagen del telegrama que sale escaneado de la escuela no es la misma que se usa para contar los votos en el escrutinio provisorio", se pronunció Landau. "Lo que no quiero es que esa noche tengamos una versión equívoca de lo que sucedió en el cuarto oscuro" refirió el dirigente.

"Para darle transparencia al resultado es necesario que tengamos acceso a lo que llega de la escuela sin cambios. Tiene que ser lo mismo", agregó. "Vamos a hacer una presentación respecto del cambio de la imagen que hace Smartmatic", y destacó que "nos dijeron que era para tener más celeridad y tecnología al proceso electoral. Primera incongruencia: se van a conocer desde las 21hs como siempre".

"Los telegramas siempre se conocieron después de las 21hs, esto es una engañapichanga", anunció. Y concluyó: "Comprobamos falencias mucho más graves. Lo hizo público el apoderado de Roberto Lavagna. Ellos vieron que un telegrama que se mandó desde una escuela de Barracas nunca llegó".

back to top