Alberto Fernández: "Está claro que los acreedores quieren discutir con el que piensan que puede ser el próximo gobierno"

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, señaló que "hay un problema político: los acreedores me llaman a mí, que aún no soy nada. Hay buena predisposición de los acreedores para negociar la deuda" y destacó que "está claro que los acreedores quieren discutir con el que piensan que puede ser el próximo gobierno".

En declaraciones formuladas en El Destape Radio, el dirigente puntualizó que "los bonos están por el piso. Valen a precio de default. Las posibilidad de ordenar eso son reales" y destacó que "los acreedores se dan cuenta del problema en el que estamos todos. Ellos son parte del problema" y que "los mismos acreedores saben que hay que renegociar la deuda".

Por otra parte, Alberto agregó que "el Gobierno nos está pidiendo que les demos autorización para lo que llaman reperfilamiento. Y la verdad es que lo pueden hacer sin nosotros. Hacerla y luego mandarla al Congreso" y focalizó que "el Gobierno nunca pidió autorización al Congreso para hacer las cosas que hicieron".

Asimismo y en el mismo sentido, el ex jefe de gabinete pronunció que "el Gobierno quiere que le demos un cheque para que negocien pero no sabemos que van a negociar" y que "el Gobierno pide autorización para negociar, y después cierra la negociación sin que esté aprobado lo negociado".

Sobre el presupuesto, Fernández indicó que "la aprobación del presupuesto debe darse luego del 27 de octubre" y advirtió que "cumplieron en enviar el presupuesto pero la aprobación puede esperar. Corresponde que se vote con la nueva realidad política".

"La dirigencia ha entendido muy bien la necesidad de la unidad. Hay que convencer a la gente", señaló Alberto. A la vez destacó que "hay que sacar la mayor cantidad de votos para tener más fortaleza política para cambiar la Argentina".

"La reunión con Schiaretti fue muy buena. Hubo una declaración mía anterior que causó ruido. Lo que dije es que nadie es dueño de los votos. Por eso dije que no necesito a Schiaretti", explicó Alberto. Asimismo señaló que "lo que necesitamos son gobernadores comprometidos con el futuro. Eso se interpretó que estaba toreando a Schiaretti, a quien conozco desde los años 90".

"Me preocupaba la prescindencia electoral de Schiaretti, porque hay 2 países en disputa. Pero ahora me doy cuenta que el diagnóstico que tiene Schiaretti es igual al mio y si ganamos él nos va a ayudar", explicó.

Por otra parte, aclaró que "no le pedí ningún plan a Melconian. Tengo buena relación pero nuestras miradas son bastante distintas" y destacó que "entre los bancos y los jubilados me quedo con los jubilados. Entre los bancos y la educación pública me quedo con la educación pública".

Sobre los planes para los próximos días, Alberto señaló que "iba a ir a visitar a Lula pero tengo que viajar a Bolivia a reunirme con Evo Morales. Pero voy a seguir reclamando por su libertad".

back to top