Según Vidal: "Bajo su mandato desendeudó la provincia de Buenos Aires"

La Gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, desempolvó un viejo truco para instalar la idea de ella desendeudó bajo su mandato, pero remarcó que el pago de la deuda “es responsabilidad del próximo Gobierno”. También se refirió al escándalo de los aportes de campaña del oficialismo.

A pesar de la amenaza de un default que puede declararse este mismo viernes la gobernadora María Eugenia Vidal sostuvo este mediodía que deja una provincia con menos deuda de la que heredó en 2015. Para eso se apegó al discurso elaborado por su exministro de Economía, Hernán Lacunza, quien admite al tomar la gestión había un adeudo de 11.200 millones de dólares y que Axel Kicillof recibirá uno de 11.000 millones.

Se trata, en rigor, de un “truco contable” que esconde que el stock de deuda se multiplicó más de cinco veces. Al 31 de diciembre de 2015 , se contabilizaba en los informes del Ministerio de Economía, un total de 155 mil millones de pesos de deuda, contra los más de 518 mil millones que figuraban en marzo de este año.

Desde esa fecha hasta hoy, el peso se devaluó un 40 por ciento y esa deuda, que está nominada en dólares, saltó a más de 700 millones de pesos, que comprometen la mayor parte del gasto anual del Estado. Se trata de especulaciones, porque el Gobierno no actualiza los datos desde marzo.

Vidal fue consultada sobre la pagabilidad de esa deuda. “Será una decisión del gobernador entrante”, respondió. “Estamos cubriendo con esta caja, más los recursos de la recaudación de diciembre, más los recursos nacionales que van a ingresar, todo lo necesario para los pagos de deuda del mes de diciembre. A partir de enero es una responsabilidad del próximo gobierno”, insistió.

También dijo que sus equipos económicos “tienen propuestas para hacer, pero sera decisión del próximo gobierno y de hecho están disponibles para acercárselas al equipo económico del gobernador, de cómo nosotros lo hubiéramos hechos de haber sido electos”.

La respuesta en torno al escándalo de los aportes truchos no fue mucho más satisfactoria, a pesar de que se trata de una denuncia que dejó profundas heridas en su credibilidad y hasta el momento no brindó respuestas concretas.

“No fui citada ni imputada, pero por supuesto estuvimos siempre a disposición, presentamos toda la información a la justicia electoral, que es donde se determinó la competencia, y será la justicia la que tenga que avanzar en la instrumentación de la causa”, respondió, sin brindar si quiera precisiones respecto de la auditoría que prometió encarar para poner blanco sobre negro el tema.

back to top