Kicillof recordó a la vicedirectora Sandra Calamano y al auxiliar Rubén Rodríguez, fallecidos por una explosión en la escuela 49 de Moreno

El gobernador Axel Kicillof recordó en su jura ante la Asamblea Legislativa bonaerense a la vicedirectora Sandra Calamano y al auxiliar docente Rubén Rodríguez, fallecidos por una explosión en la escuela 49 de Moreno, y anunció la paz con los gremios docentes de la provincia de Buenos Aires.

El mandatario lanzará un “programa de emergencia educativa” para iniciar urgentemente obras pendientes en escuelas, ya que según, falta de infraestructura educativa. “Se reconocen al menos 2.000 obras indispensables, de las cuales 600 son urgentes para garantizar el inicio del ciclo lectivo 2020”, advirtió.

Kicillof también denunció que los comedores escolares “sufrieron un ajuste en términos reales, mientras la demanda crecía” y anunció que convocará “al pueblo de la provincia a que nos dé una mano, a las cooperadoras, a los padres y madres y a las asociaciones civiles” para realizar tareas de reparación y pintado de los colegios antes que comiencen las clases.

El economista reconoció una “caída” de las retribuciones a los maestros y prometió un estrecho vínculo con los sindicalistas docentes, a diferencia de la gestión de María Eugenia Vidal, que tuvo durísimos choques con el Frente de Educadores Bonaerense, que lideraron Mirta Petrocini y Roberto Baradel. “No esperen ver del gobernador, la vicegobernadora o del gobierno de la provincia, que se enfrente y ataque permanentemente a los maestros y maestras”.

“Hay que defender la escuela pública, a la universidad pública, a la ciencia, la investigación. ¿A quién se le ocurre (atacarla)? Los maestros y maestras son parte de la estructura básica de nuestras familias, ciudades y la provincia”, subrayó.

back to top