Ex jefe de Contrainteligencia, Martín Coste pidió que sus dichos en el Congreso se incorporen a causa de espinaje

El ex director operacional de Contrainteligencia de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Martín Coste, pidió hoy que se incorpore al expediente en el que se investiga espionaje ilegal sobre el Instituto Patria su declaración ante el Congreso, donde sostuvo que el “el director general de Operaciones (del organismo) era la subdirectora” Silvia Majdalani.

Coste, que ocupó formalmente ese cargo desde julio de 2018 hasta el final del gobierno de Cambiemos, se presentó hoy en los tribunales federales de Lomas de Zamora, donde estaba citado a indagatoria por la causa en la que se investiga supuesto espionaje ilegal sobre el Instituto Patria y el domicilio de la entonces senadora Cristina Fernández de Kirchner en 2018.

El espía asistió acompañado por su abogado, escuchó la imputación en su contra y no efectuó descargo oral ni respondió preguntas: pidió que se incorpore al expediente su declaración ante la comisión bicameral de seguimiento de organismos de inteligencia, tomó copias de la causa y aseguró que declarará cuando haya podido estudiarla, informaron a Télam fuentes judiciales.

Ante el Congreso había dicho que se enteró del episodio del espionaje sobre el Instituto Patria cuando un colega le informó que en la televisión –allá por julio de 2018- estaban hablando de la supuesta presencia de un auto de la AFI frente a lo que era la base de operaciones políticas del kirchnerismo en esos días.

“Mi gestión inició a fines de junio, me retiré el 15 o 16 de julio, si mal no recuerdo, vuelvo el 3 de agosto y a los tres o cuatro días me entero por televisión de una situación. Empiezo a consultar internamente y me dicen que la orden la había dado este señor Alan (Ruiz)”, sostuvo ante legisladores del oficialismo y la oposición, cuando aseguró que era Ruiz el responsable de aquel operativo y que no le respondía a él sino a Majdalani.

“Alan básicamente a mí me dijo que era algo que le había pedido Ocho –número asignado al subdirector de la AFI- y que estaba judicializado. Siempre decía lo mismo. Eso me lo dice días posteriores; no recuerdo bien si fue el mismo día”, afirmó en el Congreso.

La supuesta explicación para las tareas de inteligencia realizada sobre el Instituto Patria y el domicilio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner era que se trataba de eventuales blancos de amenazas terroristas por parte de supuestos grupos anarquistas en el marco de la cumbre del G-20 que el propio Coste puso en duda en su declaración ante los legisladores.

En esta causa están citados a prestar declaración indagatoria los ex jefes de la AFI de Cambiemos, Gustavo Arribas y Majdalani, acusados de haber desplegado maniobras de espionaje ilegal y luego haber intentado encubrirlas a partir de un armado judicial inspirado en falsas amenazas de atentados terroristas en suelo argentino.

back to top