Alberto Fernández: "YPF podría ser una sociedad autónoma que actue como testigo y sirva de referencia en el mercado de cereales"

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, explicó la marcha atrás con la intervención de Vicentin: "Los 60 días que nos habíamos tomado para conocer la situación se nos fueron, pero llegamos a conocer que todos los activos de la empresa llegan a cubrir solo un tercio de la deuda". Asimismo, sostuvo: "Nos acusaron de expropiadores seriales y de no respetar la propiedad privada. Pero se olvidaron que la plata que le deben a los productores también es propiedad privada. Nosotros queremos rescatar una empresa, no directivos. Para eso estuvo el gobierno anterior".

En diálogo con El Destape Radio, Fernández hizo un anticipo sobre YPF Agro: podría ser una sociedad autónoma que actúe como testigo y sirva de referencia en el mercado de cereales, uno de los objetivos que tenía con Vicentin. En ese sentido, agregó: "Rescatar una empresa que le sirve al estado argentino sí. Estatizar una deuda privada no. La plata del estado no está para salvar accionistas ni directivos. Si me guío por los cacerolazos, no nos van a dejar hacer nada".

Por otra parte, el presidente habló sobre la nueva fase de la cuarentena y aseveró: "La cuarentena estricta del último mes evidentemente no sirvió. Si seguimos haciendo lo que estamos haciendo, cada 24 días duplicaremos la cantidad de casos. Entiendo la explicación humana y psicológica. Pero la única forma de evitar los contagios es quedándonos en casa. No hay otra forma. Aumenta la circulación y aumentan los contagios. Hay que evitar las reuniones sociales. Todos tenemos ganas de juntarnos, pero es un riesgo muy grande".

Además, Fernández manifestó: "Axel dijo algo que tiene mucha razón. Cae nuestra economía y es culpa de la cuarentena. Cae la economía del mundo y es culpa de la pandemia. Se nota mucho. Lamentablemente hay mucha gente que termina creyendo esto. Tenemos la misma cantidad de infectados que en Francia y un décimo de los muertos".

Por otro lado, el mandatario fue consultado por la negociación de la deuda: "Espero que entiendan que es nuestra última oferta. No pedimos que pierdan, pedimos que ganen un poco menos. Si el acuerdo supone postergar más a los argentinos, no cuenten con nosotros. Si me exigen ajustar a los jubilados, yo no lo pienso hacer".

Por otra parte, Fernández afirmó: "Mientras haya necesidad, habrá IFE. La pobreza es la mayor deuda que la democracia tiene con los argentinos". En ese sentido, el presidente agregó: "El ingreso universal es un camino más largo que exige una economía estabilizada. No lo descarto, pero hay que ser cuidadosos con los tiempos. No creo que en este momento podamos hacerlo".

Por último, el presidente opinó sobre la conducta de la oposición: "Tenemos 2 tipos de oposición: los que gobiernan y los que no. Pareciera que con los primeros no tenemos tantas diferencias conceptuales, si ideológicas. Después están los que se la pasan en Twitter. Arman cacerolazos y frustran la salida de la Argentina.  Sería bueno que reflexionen y adviertan el país que dejaron. En su momento presentaron un plan que no pudieron sostener ni 10 minutos. Son los que explicaban como bajar la inflación y terminaron con 53%".


back to top