El Arzobispo platense críticó los efectos del neoliberalismo, de seguir así, se temen “posibles” estallidos sociales

La presencia del nuevo Arzobispo platense, Víctor “Tucho” Fernández, ya deja huellas contundentes en el terreno político y social. Luego de haber sido un canal de diálogo entre los trabajadores del Astillero Río Santiago y el gobierno de María Eugenia Vidal, esta tarde convocó a un oficio religioso “por la Paz social” a realizarse en la propia Catedral de La Plata, en el cual participaron varios sindicatos y organizaciones sociales.

Esta vez, el Arzobispo enfatizó su perfil dialoguista y también crítico los efectos del neoliberalismo, resaltando que las consecuencias sociales todavía son se han “advertido” y que de seguir así, se temen “posibles” estallidos sociales.

En un escenario inédito para la cultura religiosa, las rejas que protegen a la Catedral platense se vieron repletas de banderas de sindicatos y consignas políticas. Entre los referentes invitados estuvieron Roberto Baradel de Suteba, pero también líderes sociales como Emilio Pérsico, del Movimiento Evita, y otros sindicalistas como Francisco Banegas, de Ate Ensenada, Julio Castro (SOSBA), Miguel Ángel Zubieta (Salud Pública), Carlos Quintana (UPCN) y Cristian Vander (Telefónicos) y Leandro Ciriaco (Juventud de la CGT).

Vale recordar que hace poco, desde los gremios docentes anunciaron que acudirían a la intersección de la Iglesia para que pueda llegar a algún acuerdo junto al gobierno de la Provincia.

“Me alegró mucho que seamos tantos. Hay mucha gente con ganas de hacer cosas por los que sufren, por los trabajadores. Es importante lograr algún resultado en medio de esta situación que estamos viviendo todos”, expresó “Tucho” Fernández, en diálogo con FM CIELO.

Allí, el Arzobispo volvió a insistir en el diálogo como principal camino al conflicto y evidenció que las divisiones del movimiento obrero muchas veces se dan “por tonteras” que “desperdician una energía importante”.

Pero, desde un discurso que parecía hacer permanente enfoque a la situación provincial, Fernández advirtió que “hay gente del gobierno que están metido en lo suyo, en cuestiones técnicas, y le cuesta ampliar la mirada”.

“Otros son más receptivos, que sentís que te escuchan”, reconoció. Sin embargo, el líder clerical sostuvo que todavía no se ha “advertido la gravedad” de la situación social.  

“Creo que no hemos advertido la gravedad que tiene, porque los síntomas están apareciendo ahora, pero algunos se van acrecentando poco a poco. Hay signos que vos podés advertir que presagian posibles conflictos”, alertó.

En otros puntos, el Arzobispo también pidió por la “reactivación del Puerto de La Plata”, argumentando que en un país “realmente federal” se debe optar por fomentar la “producción y el trabajo” en cada zona.

Entre otras voces del histórico encuentro, el Secretario general de ATE provincia, Oscar “Colo” De Isasi, explicó que “adherimos a la paz social, pero esta tiene que estar apoyada y garantizada en la igualdad”.

“El problema es que se distribuya mejor la riqueza, que se aborde la cuestión alimentaria, la salud, la crisis habitacional. Que los recursos que tiene la Argentina se puedan repartir equitativamente”, desarrolló De Isasi.

back to top