16 de diciembre: Muere el piloto Oscar Gálvez

Oscar Gálvez murió en Buenos Aires el 16 de diciembre de 1989; había nacido el 17 de agosto de 1913 en el barrio porteño de Caballito. Oscar, ya a los 10 años, comenzó a ayudar a su hermano en su oficio de tornero. Cuando "Tito" -el otro apodo de Oscar- cumplió 15 años, ya lo consideraban todo un mecánico. Su sueño compartido con su hermano Juan, de 12 años, era comprar un coche propio.

En 1934 lograron comprar un viejo Ford T para más tarde adquirir un Ford A. Oscar había abandonado sus estudios por su pasión por los "fierros", que pronto plasmó al instalar un taller propio junto a Juan. Cuando en 1937 decidió a inscribirse en una competencia, contó con la ayuda de su inseparable hermano menor Juancito en la preparación de la máquina un Ford cupé modelo 35.

 Con el número 58 en las puertas se lanzó a  la primera etapa de la competencia, que unía Buenos Aires, Rosario, Córdoba y Santa Fe. A un promedio de 119,75 Km./h dejó atrás uno por uno a todos sus competidores y llegó a Rosario en 3h 1m 1s. Gálvez, hasta entonces desconocido, terminó sexto la primera etapa, logrando que todo el país conociera su nombre.

 El 5 de agosto de 1937 Gálvez debuta en la categoría Turismo Carretera. Aunque tardó diez años en lograr su primer título, ya era ídolo de la afición mucho antes de lograrlo. Sus dotes sobresalientes para el manejo, unidos a su simpatía le permitieron conservar el primer plano de la popularidad hasta el día de su muerte. Fue bautizado "El Aguilucho" por el periodista Pedro Fiore, autor de la primera biografía novelada del gran corredor, entre otras cosas el primero en lograr un triunfo sobre los europeos, manejando un monoposto en el circuito de Palermo, en Buenos Aires, el 6 de febrero de 1949, con un Alfa Romeo 3.800.

 Obtuvo siete campeonatos entre 1947 y 1961, 5 de ellos en carretera y 2 en pista. El Aguilucho conquistó en la Argentina 90 triunfos sobre 309 intervenciones, lo que implica un índice de eficiencia del 28%, además de conseguir 9 victorias en el exterior. En su extensa trayectoria, "El Aguilucho" disputó 177 carreras de las cuales ganó 49 (43 en TC). Ganó 6 grandes premios y obtuvo innumerables segundos y terceros puestos. Durante todos esos años demostró su espíritu creativo para arreglar el auto con un alambre o cambiar una pieza en minutos. Tal vez la mejor condecoración de su carrera fue haber recibido en vida el homenaje de ver al Autódromo Municipal de la Ciudad de Buenos Aires bautizado con su nombre.

Oscar Alfredo Gálvez  llegó a ser junto con su hermano Juan Gálvez y Juan Manuel Fangio, la cúspide del automovilismo argentino dedicándole casi toda su vida al Turismo Carretera.

back to top