Médicos residentes porteños instalan una "carpa blanca" para reclamar el veto a la nueva ley de Larreta

 

Los médicos residentes y concurrentes aseguraron hoy que aún no recibieron respuestas por parte del gobierno porteño por lo que instalarán este miércoles una "carpa blanca" para reclamar el veto al nuevo régimen para residentes en hospitales de la ciudad.

La protesta incluirá además la presentación ante las autoridades porteñas de un petitorio que reclama el veto de la Ley de Residentes y Concurrentes sancionada la semana pasada por la Legislatura, y que reunió más de cien mil firmas en la plataforma http:/change.org/, según informaron a través de un comunicado los médicos que encabezan esta movilización.

A partir de las 8, los residentes se instalarán con una carpa blanca en las puertas de la nueva sede de gobierno porteño, ubicada en Uspallata al 3100, en el barrio de Parque Patricios.

Luego, a partir de las 10, realizarán una asamblea a la espera de una respuesta por parte del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a quien le presentaron un escrito con varios puntos en desacuerdo a la nueva ley.

Mientras tanto, se celebrarán diversas actividades de prevención y promoción como la entrega de folletos, preservativos, toma de presión y charlas sobre salud sexual, entre otras.

El reclamo http://change.org/leyresidentes fue impulsado por Melanie, residente del Hospital Fernández y, en menos de cuatro días, ya logró reunir más de cien mil adhesiones. “Esta nueva ley precariza el trabajo del eslabón más débil del sistema de salud, y considera a los Residentes y Concurrentes como material descartable. Es una ley votada con suma urgencia que no contempla las necesidades de residentes y concurrentes”, plantea la petición.

Acompañarán hoy mañana la presentación de firmas, referentes de Change Argentina, entre ellos los directores de Campaña, Leandro Ascensos e Inés Alberico.

El lunes, el gobierno porteño ofreció a los médicos residentes y concurrentes revisar la ley sancionada por la Legislatura y trabajar en forma conjunta en aquellos puntos conflictivos como la cantidad de horas semanales y la remuneración de un médico de planta.

back to top