Juan Román Riquelme tendrá su partido despedida el 12 de diciembre

El ex jugador Juan Román Riquelme tendrá su partido despedida el 12 de diciembre en "La Bombonera", en un encuentro entre ex integrantes de los planteles de Boca Juniors campeones de la Copa Libertadores de 2000 y 2001 y los consagrados de esa cita sudamericana en 2007.

Riquelme dijo en conferencia de prensa en La Noche Disco (propiedad de un hermano) de la localidad bonaerense de Don Torcuato, en el partido de Tigre, que eligió el Día del Hincha de Boca para su partido despedida “porque es una jornada importante para que se pueda disfrutar mucho”.

El astro “xeneize” confirmó también la asistencia del entrenador Carlos Bianchi, “que tuvo mucho que ver con esto, estaba a disposición para esa fecha y no podía faltar”.

“Me tiene mucho cariño, me quiere más de lo normal, y él sabe todo lo que yo lo quiero”, refirió Riquelme sobre el “Virrey”.

“Va a ser maravilloso, porque pasé mucho tiempo en esa cancha. Es un momento único para que además mi hijo Agustín pueda disfrutar”, señaló el talentoso ex mediocampista. “Espero estar preparado en la última vez como futbolista en esa cancha, que es el patio de mi casa, como dije siempre”, refirió.

Sobre la coincidencia de las fechas entre su partido despedida con el Mundial de Clubes que se iniciará un día antes, opinó que “ojalá se le dé a Boca estar en Qatar, pero queda un camino largo, una semifinal difícil (ante River Plate), y los brasileños en una final que son muy buenos. El que gane esta Copa lo tendrá merecido”.

En ese sentido, y sobre una posible “revancha” tras lo sucedido en la final de la Copa Libertadores del año pasado, Riquelme contestó: “Yo no juego, la gané y después le gané al (Real) Madrid” en la final Intercontinental de 2000.

El “enganche” contó que existió la posibilidad de otro partido despedida en el interior del país y explicó que “eso se verá, si alcanza con uno o se tendrá que hacer otro más”.

Admitió que la decisión de volver a jugar en la cancha de Boca “no fue fácil”, porque dijo no saber si está preparado "para volver a entrar en esa cancha”, donde vivió “momentos increíbles”, y consideró que “la última vez como futbolista significa muchísimo”.

“Estoy más grande, me emociono un poco más, y el vínculo que tengo con la gente es maravilloso”, señaló el astro, y añadió: “Va a ser una fiesta de todos los 'bosteros' y tener la posibilidad de jugar este partido después de haberme retirado hace mucho tiempo es increíble”.

“De chico un día le dije a mi mamá que dejaba el colegio para ir a entrenar porque iba a ser futbolista, y con eso podría comprarle la casa”, recordó.

Y finalizó: “Estoy muy contento con la vida que tengo y no sé si estoy preparado para entrar a la cancha, pero voy jugar de la mejor manera, disfrutar y que la gente esté contenta”, concluyó.

back to top