El titular de la UIA, fue muy crítico por falta de cumplimiento de promesas del gobierno

El presidente de la UIA, Miguel Acevedo, criticó los posibles cambios en el sistema de reintegros a la industria que analiza el Gobierno al sostener que afecta a la credibilidad del país y a las futuras inversiones que los funcionarios no cumplan con las promesas que le hicieron al sector privado. "El peor impuesto es el que no se va a cobrar", afirmó.

En una entrevista con BAE Negocios y otro diario presente en el Coloquio de la UIC, el jefe de los industriales calificó de "primitivas" para la producción a las tasas de interés que aplica el Banco Central como referencia, y dijo que si bien "hay un apoyo a que el Gobierno saque al país de los problemas", aclaró que "no es irrestricto". "Es un apoyo crítico", dijo.

A continuación, la entrevista completa:

—¿Este escándalo saca del centro de la escena la situación económica del país?
—Estas son cosas son como el Cisne Negro, no se puede hablar de otra cosa, están en todos lados, y va a haber un antes y un después. Por eso no me quiero quedar en la historia pequeña sobre si denunció o no, sino en cómo vamos a poder aprovechar. Siempre de las desgracias, la gente tiene que sacar algo para potenciarlo. No podemos pensar que esto se produjo en el sector empresarial y sólo en construcción, sino que se produjo así porque había un ambiente que daba para eso.

—¿Pudo haber situaciones similares para liberar importaciones en la década kirchnerista?
—Cuando vos tenés el imperio de la lapicera, cuando una persona tiene la vida o la muerte de una empresa en una lapicera a través de una autorización de DJAI y ese tipo de cosas, es igual a lo que sucedió acá. Nadie sabe qué pasó con eso, pero todos nos preguntamos por qué se importó tal cosa si todos sabíamos que no se podía hacerlo. Así que hay en muchas cosas ha estado esto.

—La industria cayó, ¿qué pasará en los meses siguientes?
—Hace una semana el ministro Dante Sica vino muy optimista a la UIA y nos dijo que él estaba viendo una recesión corta, de poco más de un trimestre y que a fin de año estaríamos volviendo a crecer. También dio la definición de que no iba a bajar los reembolsos y los reintegros y lo está haciendo. El 8,2% nos sorprendió porque estábamos viendo entre 5% y 6%. Yo creo que esto está golpeando a uno de los motores del crecimiento, que es la construcción que va a profundizar la recesión. A mí no me quedan dudas.

—¿Prevé que el año que viene se mantenga la recesión?
—Hay que ver cómo actúa el gobierno. Nosotros hoy queremos hablar con los gobernadores porque a la Argentina le cuesta mucho tener una ley fiscal porque hoy están hablando, tanto Sica y como cada uno de los gobernadores de no cumplir, como los derechos de exportación de los productores o bajar los reintegros a la industria, que es valor agregado, es pegarse un tiro en el pie porque le restás valor agregado sino también credibilidad. Si al empresarios les decís invertí que te vamos bajando los impuestos, y después los propios gobernadores o el Estado te dicen que no van a bajar los impuestos porque tenés un problema, qué credibilidad van a tener.

—El argumento del Gobierno es que necesitan cumplir las metas
—Ok, pero se ponen metas que son inalcanzables. El peor impuesto es el que no se va a cobrar. Esto significa menos inversiones y menos producción nacional en todos los aspectos, en toda la cadena productiva.

—¿Cómo está la cadena de pago?
—Hoy tenés tasas que son primitivas para la producción y eso hace que la cadena de pagos se vaya alargando. Cuanto antes tiene que empezar a bajar la tasa. Comprendo que la inflación es un problema pero no podemos tener tasas primitivas como en la actualidad. O manejar el dólar con la tasa. La lógica te dice que no podés producir con este tipo de tasa.

—¿Con este escenario, los empresarios apoyan a este Gobierno?
—Hay un apoyo a que el Gobierno saque al país de los problemas que estamos teniendo. Ahora, ese apoyo no es irrestricto, justamente lo que le decimos es que tomen en cuenta los distintos sectores. Es un apoyo crítico.

—Pasaron tres años, ¿por qué lo siguen apoyando si no hay resultados?
—Hay mejoras. El tema es que las pymes están teniendo problemas fuertes y no son empresas que no hayan tenido inversiones. Es lo que estamos tratando con el Gobierno y por ahora se están tomando medidas paliativas. Mañana el Comité (hoy) recibimos al jefe de la Afip (Leandro Cuccioli) y discutiremos con ellos muchas de las cosas que pasan las pymes, que claramente antes de pagar impuestos, pagan salarios. Después se regularizan y por eso el Estado tiene que ver que cuando las cadenas de pago se alarga es porque el que tiene efectivo le conviene invertirlo en otro lado y deja de pagar impuestos. Tenemos que salir de este juego financiero si es que queremos que la nación crezca. Sino vamos a estar en problemas. Eso estamos discutiendo con el Gobierno.

back to top