Investigarán un supuesto abuso de posición dominante de la automotriz francesa Renault

Luego del planteo presentado por los autopartistas nucleados en la cámara AFAC, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) investigará un supuesto abuso de posición dominante de la automotriz francesa Renault, en torno a la compra de piezas a valores inferiores a la cotización del dólar durante la megadevaluación, en los meses de mayo y junio.

Fuentes del sector autopartista revelaron a BAE Negocios que ya tuvieron reuniones con autoridades de la Secretaría de Comercio y la propia CNDC, en las que AFAC avanzó en la entrega de diversas pruebas correspondientes a 32 proveedores de Renault. "Existen casos irrisorios en los que la provisión de piezas se realizó, hace poco tiempo, a un dólar de 18 pesos, 19 ó 20. Además del manejo discrecional de los plazos de pago que golpea a la rentabilidad de las empresas", detallaron las fuentes.

De acuerdo con lo que determina la normativa para los procedimientos de la CNDC, encabezada por Esteban Greco, el organismo deberá hacer traslado de la documentación a la automotriz, que tendrá que exponer su postura para evitar la aplicación de multas económicas. Desde AFAC recordaron que "hay situaciones que se observaron con otras automotrices pero se decidió empezar con Renault, porque es el peor de los casos".

Hace algunas semanas, directivos de AFAC se reunieron con el ministro de Producción, Dante Sica, para explicarle las maniobras de ciertas terminales, que con un dólar actual a 28 pesos para la compra de insumos importados, ingresaron en un descalce económico-financiero que amenaza su sostenibilidad. Las empresas proveedoras sufrieron la suba de los costos dolarizados.

"Va a haber contactos en las próximas semanas con automotrices", había sido la escueta respuesta desde Producción, según informó este medio el pasado viernes. De acuerdo con un relevamiento de la entidad presidida por Raúl Amil, en la actualidad las terminales validan operaciones de compra por un dólar promedio de 23 pesos. Entre automotrices y proveedores se firman contratos en pesos, con cláusulas de actualización en caso de devaluación, entre otros escenarios.

En el Gobierno se refieren a que una solución al conflicto no es sencilla debido a que en los acuerdos comerciales privados "existen reglas generales" y que una gran devaluación es un fenómeno que no está alcanzado por las consecuencias imprevisibles que tiene. En la operatoria privada que se verificó en los meses de mayo, junio y julio, en muchos casos se reconoció un precio promedio del dólar.(Francisco Martirena-BAE)

back to top