Esquel: Un grupo inversor que integra Nicolás Caputo, iría por el centro de esquí La Hoya y por 700 hectáreas del Ejército

El futuro del Centro de Actividades de Montaña La Hoya está en el centro del debate. Lo que comenzó con la decisión de iniciar un proceso de descentralización en una tarea conjunta del municipio de Esquel y el Gobierno Provincial, pasó rápidamente a ser una oferta de concesión en la que se avanzaría de manera acelerada. Habría interés del Grupo Trappa, actual concesionario del Cerro Catedral en Bariloche, con fuertes vínculos presidenciales, ya que es el grupo que integra Nicolás Caputo, primo del hasta hace pocas semanas presidente del Banco Central.

Lo peor que le podría pasar a la comunidad esquelense es que el centro de esquí sea foco de capitales que ya estarían visualizados, para explotar el atractivo por 20 años. Además de la cesión de hasta 700 hectáreas de tierras que ocupa el Ejército y lindan con el cerro.

Ricardo Bestene, exprecandidato a intendente por el PJ y miembro del Instituto Futaleufú, recordó que en la campaña electoral de 2015 había coincidencia de los postulantes en trabajar por la descentralización de La Hoya, para que sean los propios esquelenses los que definieran qué hacer.

Tras el incendio de la confitería La Piedra, el gobernador Mariano Arcioni y el intendente Sergio Ongarato, acordaron desarrollar el camino a la descentralización del CAM. Pero a las pocas semanas se cambió de parecer y la modalidad de cesión será concesión.

El contador recalcó que “se hace todo muy apresurado sin una ley que lo respalde, y sin saber quién elabora los pliegos”. Se entró en una situación de sospechas y poca transparencia.

Se suma una versión proveniente de trabajadores de La Hoya: habría un grupo inversor interesado en el Centro de Esquí y que detrás de la concesión, se le cedería tierras del Ejército al pie de la montaña. Para Bestene, “si se está tratando un tema muy importante para la comunidad lo están haciendo de una manera incorrecta”.

El dirigente advirtió que si se confirma el rumor se entregarían superficies que hace al menos 20 años reclama la comunidad. Son tierras muy valiosas en términos económicos. Trascendió que se habla de entre 100 y 700 hectáreas, que el Estado nacional las otorgaría una vez concretada la concesión al grupo empresario en danza. Opinó que el intendente Ongarato debería clarificar el asunto.

Insistió en que es la comunidad esquelense la que debe tomar la decisión sobre qué hacer con las unidades de negocio del CAM, en cuanto a la modalidad de gestión, sin o con el Estado, mixto, o solo con privados.

Bestene se mostró sorprendido que en Corfo no saben dónde se están haciendo los pliegos. “La Presidencia del organismo (a cargo de Sixto Bermejo) no tiene ni la más remota idea, ¿los pliegos se están haciendo en una oficina en Buenos Aires?”.

Reflexionó que el municipio no se hace cargo de nada y el presidente de Corfo dijo que el 30 de octubre licitan La Hoya. “Los gobernantes y la dirigencia se tienen que hacer cargo porque si nos pasa esto es porque no nos hacemos cargo de nuestras cosas”, enfatizó Bestene. El Instituto Futaleufú elevó a Legislatura una propuesta avalando la postura del Ente Mixto de Turismo de Esquel: promover un proceso de descentralización de La Hoya, y que sea la comunidad la que determine la operación y comercialización del centro de esquí. Son tres unidades de negocios con su comercialización.

Se pide a Provincia que procure la partida presupuestaria con una acción legal y técnica que permita tener la confitería La Piedra reconstruida para la próxima temporada en el cerro, y así elevar la calidad y cantidad de prestaciones. Se reclama instar al Poder Judicial al rápido esclarecimiento de la destrucción del edificio en julio.

El Instituto le requiere a Legislatura la transferencia definitiva de bienes muebles e inmuebles, presupuestos y accesorios de La Hoya a la Municipalidad, como espacio y actividad de la propia economía social local y regional, que permitan la administración de los recursos económicos.

Bestene aludió una presión que habría vertido el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, al intendente Sergio Ongarato: “Si ustedes quieren obras, entréguennos La Hoya”.(La Jornada)

back to top