Obra pública: El BID culpó al Gobierno por la demora en el préstamo para el fideicomiso de PPP

La pelea por el préstamo de u$s900 millones que el Gobierno solicitó al Banco Interamericano de Desarrollo ( BID) para salvar a las obras adjudicadas con contratos de Participación Público Privadas ( PPP) dejó expuestas las diferencias entre el Ejecutivo y el ente multilateral, que incluyeron mails de reproche por el retraso de las autoridades nacionales en tomar una serie de medidas relacionadas con los proyectos.

El BID Invest, brazo corporativo del banco, tenía previsto aprobar un crédito el 30 de abril para la construcción de los seis corredores viales ubicados en la zona núcleo, pero lo cierto es que el giro está demorado y difícilmente podría concretarse antes del 30 de mayo, por lo que los proyectos siguen parados y los empresarios ya se resignaron a esperar a la próxima administración para una eventual reactivación.

A eso se le suma el hecho de que el FMI cuestiona la iniciativa porque considera que es deuda encubierta, como explicó BAE Negocios el martes. Por eso se frenaron las tandas siguientes de licitaciones que iban a realizarse con esa modalidad. Pero además hubo roces entre el banco multilateral y el Gobierno porque en el Ejecutivo aún no tomaron una serie de medidas que permitiría destrabar el desembolso, una de las pocas fuentes de dólares frescos que quedan abiertas.

Este diario pudo acceder a un email que recibieron las Unión Transitorias de Empresas (UTE) de parte del BID Invest al momento de cancelar una visita que tenían planeada para la semana pasada.

"Les informamos que a la fecha las decisiones que esperábamos sean tomadas por el gobierno argentino en torno a detalles de la debida diligencia del proyecto de referencia NO HAN SIDO TOMADAS AÚN", reza el correo, que por las mayúsculas utilizadas deja entrever cierto enojo con la administración de Mauricio Macri.

"Dicho lo anterior, les comunicamos que la misión que estaba planeada para la próxima semana HA SIDO SUSPENDIDA hasta nueva orden", continúa la misiva, al tiempo que aclara que desde el organismo esperan "que en el transcurso de la próxima semana podamos definir cuándo esta misión se realizaría".

"Gracias por su comprensión", concluye el mensaje que también fue reenviado a funcionarios del BID.

La nota del banco multilateral contradice las versiones que había hecho circular el Gobierno, que ponían el foco en un supuesto retraso de las empresas para entregar la información de los proyectos.

En el Ejecutivo señalan que resta la aprobación por parte de los directorios de los bancos que aportarán el dinero. En rigor al BID Invest se le pidieron u$s900 millones, pero el número final que entregaría sería entre u$s200 y u$s500 millones, según las fuentes consultadas. Y habría aportes de entidades estatales como el banco Nación y el BICE.

"El problema es que con este riesgo país, la tasa del préstamo es imposible y nadie acepta hacerse cargo. La diferencia de tasa por incremento del riesgo país le corresponde por pliego a la Nación", advirtió un hombre del sector consultado por BAE Negocios.

Por lo pronto, en el rubro se preparan para enviar una carta a los funcionarios nacionales para ver si consiguen algún tipo de reacción, aunque también reconocen que "un cambio de Gobierno no garantiza crecimiento".

back to top