El Festival Escenario 2 que relaciona cine y música, se puede ver desde hoy gratis y por streaming

Escenario 2: Cine + Música, el festival audiovisual dedicado a la relación de ambas artes, desplegará desde hoy y hasta el viernes 30 una nutrida programación, gratis y por streaming, que podrá apreciarse en la plataforma pública Contar con acceso gratuito.

El festival busca consolidar el valor de la producción documental sobre música, una forma de expresión artística en crecimiento que ofreció valiosos títulos en los últimos años y que ya conforman toda una filmografía y un subgénero dentro del documental.

Al respecto, Iván Wolovik, uno de los dos directores del festival (el otro es Gabriel Patrono), apunta a Télam que "todas las películas programadas están atravesadas por la música en todas sus formas, historias de personajes que han sido transformados por la música o que han sido generadores de cambios en la historia, a partir de sus creaciones, decisiones de vida y una fuerte  vocación".

"Al ser agrupadas y presentadas dentro de una programación temática -reflexiona el realizador- estas películas cobran una relevancia mayor, en sus búsquedas estéticas y de sentido, de la misma forma que ofrecen al espectador una visión mayor sobre la relación de estas expresiones artísticas".

La programación íntegramente virtual de esta edición estará formada por tres apartados principales: "Sección Oficial", "Rescates y Rarezas" y "Homenajes", y sumará invitados especiales, entrevistas en vivo y encuentros online con directores, músicos y protagonistas de las películas.

Télam: ¿De qué manera entendés la vinculación entre el cine y la música?

Iván Wolovik: El cine está ligado a la música desde sus inicios, generando climas y matices, intensidades y emociones. Y no solamente desde la banda de sonido. El montaje de un filme tiene que tener en cuenta un ritmo interno y una musicalidad para que funcione.

T: ¿Puede decirse que el formato streaming, que es el único al que actualmente están pudiendo recurrir los músicos, fuerza a que ambas artes hallen un nuevo lenguaje común?

IW: El audiovisual está, cada vez más, ligado a la producción musical, y en un momento especial como el que vivimos, aún más. La mayoría de los músicos hicieron experiencias durante este año, que se irán mejorando con el tiempo, en cuanto a calidad de imagen y sonido, pero que sirvieron para dejar claro que el público tiene mucho interés y que si se piensan formas atractivas, la gente responde. El formato de streaming para esta edición surgió desde el inicio de la planificación del festival, en los meses de marzo y abril. En ese sentido y a diferencia de otros eventos o festivales que tuvieron que adaptarse sobre la marcha, podemos decir que la totalidad de nuestra propuesta fue pensada para aprovechar al máximo la potencialidad de estar en una plataforma pública y de alcance federal. Incluso hubo varias películas que se terminaron y produjeron durante el invierno de este año, pensando directamente en el destino de esas obras dentro del festival. Para Escenario es una oportunidad muy grande, ya que estas películas, muchas de ellas desconocidas para el gran público, tendrán la posibilidad de llegar a miles de espectadores, algo que de otra manera sería imposible.

T: ¿De algún modo la pandemia y la modalidad virtual le dan mayor visibilidad a la propuesta o lamentan no poder desplegar el festival en salas y espacios?

IW: Seguramente dan mayor visibilidad, y esta es la posibilidad de llegar a más gente, ya que estamos en un momento muy particular, donde todo el mundo está conectado, esperando novedades y algún evento que los transporte a un lugar de puro disfrute. Es un momento de crisis y cambio de época. En este sentido, el festival es una prueba piloto de generar un evento más interactivo y cálido, donde haya alguien que te reciba (Pablo Conde). Sumado a una competencia oficial cuya grilla vaya variando durante las tres semanas de festival para que el público pueda volver a ingresar a Cont.ar y disfrutar de un contenido distinto, cada semana.

T: ¿Qué sintetizarías como línea estética de lo que se exhibe y suena en Festival Escenario 2?

IW: Hay todo tipo de material y registro sobre cómo filmar música en Argentina. Nos interesa más la amplitud y abrir puertas que cerrarnos directamente a la categoría del "rockumental". Así que estamos abiertos a encontrar una mirada autoral donde se pueda cruzar un director con un músico y que se dé una conversación de igual a igual.

T: ¿Qué podés adelantar acerca de la sección "Homenajes", donde aparece un abanico sonoro y estilístico que remite a la historia de la música argentina?

IW: La sección "Homenajes" es uno de los platos fuertes del festival. Por un lado sacamos a la luz a Alcira Luengas, documentalista pionera, que filmó la separación de Almendra en 1970 y cuyo material estuvo perdido por 50 años. Logramos reconstruir los descartes del documental y serán presentados por primera vez al público. También saldrá a la luz una pequeña parte del archivo de Cinepress con una selección de artistas populares (Mercedes Sosa, Jairo, Sandro, Jorge Cafrune, Cuarteto Zupay y Atahualpa Yupanqui) en videos nunca antes vistos, y que representan uno de los grandes hallazgos para la cultura Argentina. Además allí hay un merecido tributo a Zuhair Jury, con "El piano mudo", película descatalogada sobre el pianista Miguel Ángel Estrella, totalmente restaurada. Y gracias al Museo del Cine logramos rescatar la película "Tango Argentino" de Simón Feldman (cineasta clave de la generación del 60), documental nunca antes estrenado, sobre la historia del tango que reúne a figuras como Astor Piazzolla y el "Tata" Cedrón, por citar apenas un par.

back to top