Reino Unido: Los repartidores de Deliveroo, Uber Eats y Amazon realizan una huelga masiva en el día de San Valentín

Miles de conductores británicos de las populares plataformas de reparto de comida Deliveroo y Uber Eats anunciaron una huelga para el Día de San Valentín, en una demanda por mejores salarios y condiciones laborales.

Esta movilización, coordinada por Delivery Job UK, una organización de base con fuerte presencia en Londres y otras ciudades del Reino Unido, intenta mostrar las dificultades enfrentadas por los repartidores, quienes son clasificados como contratistas independientes y no como empleados, limitando sus derechos laborales y beneficios.

En noviembre del año pasado la Corte Suprema del Reino Unido dictaminó que los repartidores de Deliveroo no califican como empleados bajo la ley actual, argumentando que la naturaleza de su trabajo -sin horarios fijos, la posibilidad de trabajar para competidores y la opción de subcontratar el trabajo- no se alinea con la definición tradicional de una relación laboral.

Este fallo reforzó el estatus de contratista independiente de los repartidores, quienes, bajo esta clasificación, no son elegibles para el salario digno nacional legal de 10,42 libras por hora (13,40 dólares).

Los organizadores de la huelga, muchos de ellos brasileños, argumentan que la precariedad laboral y los bajos salarios son problemas persistentes, agravados por un sistema de pago poco claro y variable.

La aplicación Rodeo, que permite a los repartidores comparar ingresos entre diferentes plataformas, muestra una disminución en las tarifas de reparto durante 2022 y 2023, a pesar del aumento de la inflación.

Curiosamente, Deliveroo prohibió que sus conductores compartan datos con esta aplicación, lo que limita la transparencia sobre los ingresos.

En declaraciones al diario británico The Guardian, un organizador de Delivery Job UK destacó la opacidad del sistema de remuneración y la dificultad para alcanzar el salario digno nacional, criticando la falta de claridad sobre cómo se calculan las tarifas.

Este llamado a la huelga no solo pretende mejorar las condiciones laborales, sino también concientizar a los consumidores sobre las realidades enfrentadas por los repartidores.

Deliveroo, por su parte, firmó un acuerdo voluntario con el sindicato GMB para asegurar que los repartidores reciban al menos el salario digno nacional más los costos durante los pedidos.

La compañía defiende su modelo de negocio, destacando la flexibilidad y las oportunidades de ingreso que ofrece, así como una alta satisfacción y retención de sus repartidores.

Un portavoz de Uber Eats enfatizó la flexibilidad y la satisfacción general de los repartidores con la plataforma.

En un mensaje de la red social X, el gremio Delivery Job Uk, dijo que Deliveroo en respuesta a la medida, ofreció un "aumento" de 10 libras a los conductores que completen más de 5 entregas el 14 de febrero.

Sin embargo, los organizadores de la huelga creen que esto no disuadirá a los decididos mensajeros

En un contexto más amplio, esta huelga de repartidores coincide con un paro de más de 1.000 empleados de Amazon en Coventry, quienes también reclaman mejoras salariales y condiciones de trabajo, marcando una semana de intensa actividad sindical en el Reino Unido.

La organización GMB, que representa también a los trabajadores de Amazon, anunció nuevas fechas de huelga en una continua lucha por un salario justo y derechos sindicales, subrayando un creciente movimiento laboral en el sector tecnológico y de entrega a domicilio.

La huelga tendrá lugar mañana, el miércoles 14 y el jueves 15 de febrero y se espera que participen más de 1.000 trabajadores.

Esto marca los primeros tres días de una nueva ola de huelgas masivas después de que los trabajadores votaran abrumadoramente a favor de una extensión de las medidas a principios de este año.

"Los trabajadores de Amazon en el Reino Unido han emprendido más de 30 días de huelga en su lucha por 15 libras (18,92 dólares) y derechos sindicales en el gigante minorista.

Amanda Gearing, organizadora senior de GMB, dijo que la campaña para ganar 15 libras por hora y derechos sindicales en Amazon se fortalece cada día.

"Es hora de que Amazon nos escuche, es hora de 15 libras".

back to top