Periodistas españoles secuestrados en Siria

Desde el inicio del conflicto que asola al país, en 2011, seis periodistas españoles han sido secuestrados allí.       

Los casos más recientes son los de Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre, quienes fueron liberados el sábado tras diez  meses de cautiverio. A ellos se suman Javier Espinosa, Marc  Marginedas y Ricardo García-Vilanova, secuestrados en septiembre de  2013 y puestos en libertad seis meses más tarde.       

A continuación, unas notas de cada uno de ellos:  

- Antonio Pampliega (Madrid, 1982) lleva casi una década  informando desde zonas de conflicto. Colabora con varios medios de  comunicación, entre ellos dpa. Fue uno de los primeros profesionales  en entrar en Siria tras el inicio del conflicto, en 2011. En mayo de  2015 recibió el Premio de la Buena Prensa en España por una serie de  reportajes desde Alepo para el diario "El Mundo".       

También ha trabajado en Irak, Líbano, Pakistán, Egipto,  Afganistán, Haití, Honduras, Siria, Somalia y Sudán del Sur. Desde su  blog "Un mundo en guerra" muestra la realidad de estos países donde,  según dice, "millones de personas no tienen voz".       

- Tras más de diez años trabajando para un medio de comunicación  en España, José Manuel López (León, 1971) decidió seguir los  conflictos internacionales como fotoperiodista "freelance". Su  trabajo, desde países como Siria, Afganistán, Irak, Congo o Somalia, ha sido distinguido con numerosos premios. Ha publicado en medios  como "The Guardian", "Le Monde", "El País" o "Der Spiegel".       

- Ángel Sastre, de 35 años, estuvo más de un lustro recorriendo  con su cámara América Latina, donde cubrió desastres naturales,  golpes de Estado y otros sucesos. Era la segunda vez que viajaba a  Siria cuando fue secuestrado. En 2010 recibió el Premio Larra de la  Asociación de la Prensa de Madrid para periodistas menores de 30  años.       

- Javier Espinosa, de 52 años, es periodista del diario "El Mundo" y uno de los corresponsales de guerra más conocidos en España. Actualmente es corresponsal en Asia. A lo largo de 30 años ha  informado desde países como Ruanda, México, Haití, Chile, Marruecos,  Tailandia o Líbano, entre otros.       

En septiembre de 2013 fue secuestrado junto al fotógrafo Ricardo  García-Vilanova por el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) en la  provincia siria de Raqqa. Tras seis meses de cautiverio, ambos fueron  liberados y repatriados a España.       
- Ricardo García-Vilanova (Barcelona, 1971) es un fotógrafo freelance que ha publicado en diarios como "The New York Times" y "The Wall Street Journal" e informado para televisiones como CNN y Al  Yazira. Llegó a Siria en 2011 con la primavera árabe para cubrir las  protestas contra Bashar al Assad. Tras un secuestro de medio año  entre 2013 y 2014, volvió al país en varias ocasiones.       

- Marc Marginedas tiene 49 años y es periodista del diario catalán  "El Periódico". En 2013 fue secuestrado por el autoproclamado Estado  Islámico (EI) en Siria. Recientemente explicó en un artículo que  había reconocido como uno de sus carceleros a uno de los terroristas  que se inmolaron el pasado marzo en el aeropuerto de Bruselas.       

Según RSF, Siria se ha convertido en un "agujero negro para los periodistas". "Nadie puede informar ya sobre el terreno y los que lo hacían lo están pagando con sus vidas", expresó a través de un  comunicado la presidenta del colectivo en España, Malén Aznárez.       

Según datos de la organización, al término de 2015 había 26  periodistas secuestrados en el país, la mitad de los retenidos en  todo el mundo.       

"Los secuestros de periodistas extranjeros se han convertido (...)  en un objetivo para los diferentes grupos radicales armados que los  utilizan con distintos fines: como forma de obtener rescates; para  ejercer presión y sembrar el terror por las ciudades que pasan y  controlan; y como elemento de propaganda", destacó RSF.       

En Siria, además, han sido asesinados al menos 139 periodistas y  47 internautas desde que comenzó el conflicto. En la clasificación  mundial de la libertad de prensa que elabora anualmente RSF, el país  ocupa actualmente el puesto 177 de 180.(dpa)

back to top