Luis Arce, el candidato a presidente del MAS: "Evo Morales tiene todo el derecho de volver"

El candidato a la Presidencia por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, aseguró que el exmandatario Evo Morales, con refugio político en Argentina, tiene todo el derecho de volver a Bolivia para defenderse de todas las acusaciones en su contra, si su partido se impone en las elecciones del 18 de octubre.

"Yo creo que él tiene todo el derecho de venir a defenderse de todas las acusaciones que le están haciendo", declaró ayer Arce a la prensa durante la caminata realizada en La Paz junto a su candidato a la vicepresidencia, el excanciller David Choquehuanca, en el marco de la campaña electoral, informó hoy el diario La Razón.

Ayer, el binomio del MAS lideró una masiva marcha en La Paz y una caravana de autos en El Alto, donde recibieron el apoyo de miles de bolivianos.

Las palabras de Arce se producen después de que el viernes Morales asegurara durante una intervención telefónica en un acto electoral en Caraparí, Tarija, que regresará al país al día siguiente de la victoria del MAS, al que por ahora los sondeos dan como favorito.

Morales se encuentra en Argentina, donde se refugió tras verse forzado a abandonar Bolivia rumbo a México en noviembre pasado a raíz del golpe de Estado.

"Estoy seguro, hermanas y hermanos, que no me van a abandonar. Ganamos las elecciones, al día siguiente estoy entrando por Yacuiba a Bolivia, retornando", dijo Morales, tras conocer un nuevo sondeo publicado durante la jornada que daba al MAS como ganador en primera vuelta.

A un mes de los comicios, Arce lidera las encuestas de intención de voto.

“Vamos a ganar y vamos a salir adelante”, remarcó entre tanto Choquehuanca, que resaltó la presencia de gremiales y otros sectores en la caminata del MAS.

El jueves la presidenta de facto, Jeanine Áñez, renunció a su postulación a la Presidencia por la alianza Juntos.

"Nuevamente vamos a ganar en primera vuelta", celebró Morales, citado por la agencia de noticias Europa Press.

Bolivia vuelve a las urnas tras las fallidas elecciones del 20 de octubre pasado, en las que ganó Morales y la oposición denunció un fraude electoral, confirmado por la Organización de Estados Americanos (OEA) de Luis Almagro, aunque según estudios académicos posteriores demostraron que el expresidente había ganado en primera vuelta.

Pese a la cuestionada gestión de la OEA, el organismo anunció a mediados de este mes que volverá a desplegar una misión de observación en las elecciones presidenciales del 18 de octubre.

El organismo regional destacó en un comunicado que el envío de la misión se realizará "por invitación del Gobierno de Bolivia" -en referencia a las autoridades de facto que encabeza Jeanine Áñez- y agregó que la delegación estará a cargo del exministro de Exteriores costarricense Manuel González.

Las denuncias de “irregularidades” desataron disturbios entre defensores y detractores del MAS, junto con levantamientos de un sector de la Policía y el Ejército, y Morales se vio forzado a abandonar el país y viajar a México primero para finalmente instalarse en Argentina.

Los partidos opositores acordaron repetir las elecciones el 3 de mayo que debieron ser aplazadas por la pandemia del coronavirus que al día de hoy alcanzó los 130.470 infectados y 7.586 muertos en el país.

Las elecciones fueron fijadas para el 6 de septiembre pero se aplazaron por segunda vez, lo que también desencadenó protestas y movilizaciones.

El 16 de septiembre, la Fiscalía de Bolivia citó al expresidente para que declare por la denuncia interpuesta en su contra por sedición y terrorismo, delitos de los que se le acusa por haber presuntamente ordenado cercar importantes ciudades del país andino en el marco de las protestas electorales.

Morales argumenta que, debido a su estatus de expresidente, solo puede ser procesado mediante el llamado juicio de responsabilidad, si bien las denuncias formuladas hasta ahora en su contra se han tramitado por la vía ordinaria.

back to top