España: Ordenan una nueva evacuación en la isla de La Palma ante el avance de la lava

La dirección del Plan Especial por Riesgo Volcánico (Pevolca) ha ordenado hoy la evacuación de una nueva zona de viviendas próxima al barrio de La Laguna, en el municipio de Los Llanos de Aridane ante el avance de la colada de lava que está en el noroeste. El nuevo área se sitúa en la carretera que une La Laguna con el pueblo de Tazacorte.

Esta evacuación se produce después de que la colada haya entrado esta mañana en el campo de fútbol de La Laguna-Todoque y haya arrasado con el supermercado Spar 'Laguna Azul', que llevaba abierto desde 2017. El propietario de la enseña Spar en La Palma, Tomás Barreto, que tiene 29 centros en la isla, apunta que el centro fue vaciado antes de que la lava llegara y se lo comiera.

Este empresario, que es además el presidente de la patronal de la isla, no solo ha perdido este centro y tiene otro cerrado en Puerto Naos -localidad evacuada-, sino que también ha perdido varias parcelas que tenía urbanizadas y a la venta en el polígono industrial del Callejón de la Gata, que fue arrasado a principios de semana. “Esto hay que vivirlo. Es muy duro. Vamos a ver cómo salimos de ésta”, indica Barreto en declaraciones a La Vanguardia.

Esta evacuación se produce después de que la colada haya entrado esta mañana en el campo de fútbol de La Laguna-Todoque y haya arrasado con el supermercado Spar 'Laguna Azul', que llevaba abierto desde 2017. El propietario de la enseña Spar en La Palma, Tomás Barreto, que tiene 29 centros en la isla, apunta que el centro fue vaciado antes de que la lava llegara y se lo comiera.

Este empresario, que es además el presidente de la patronal de la isla, no solo ha perdido este centro y tiene otro cerrado en Puerto Naos -localidad evacuada-, sino que también ha perdido varias parcelas que tenía urbanizadas y a la venta en el polígono industrial del Callejón de la Gata, que fue arrasado a principios de semana. “Esto hay que vivirlo. Es muy duro. Vamos a ver cómo salimos de ésta”, indica Barreto en declaraciones a La Vanguardia.

Es la tercera evacuación que se produce en dos días ante el avance de la lava, que sale del volcán con fluidez sobre todo desde anoche. El científico del CSIC y asesor del Pevolca, Vicente Soler, explica que ayer sobre las 22 horas se produjo “una especie de taponamiento” del canal lávico que provocó que empezara a desparramarse y extenderse por otras zonas que no se habían evacuado y que obligó a los nuevos desalojos. “Lo que ocurrió anoche demuestra que estamos a capricho del volcán y que cualquier cosa que pase tiene repercusión ladera abajo”, indica Soler.

Justo anoche, antes de que se produjera esa “reactivación” de la lava se produjo un terremoto de magnitud 4,5 en la villa de Mazo y con una intensidad de más de tres que fue sentido por casi la totalidad de la isla. Se produjo a una profundidad de 37 kilómetros y fue el de mayor magnitud registrado hasta ahora en la isla.

La lava que empezó a correr el día 19 de septiembre en distintas coladas y a modo de ríos, se han ensanchado en estas casi cuatro semanas de erupción y hoy se extiende como un ancho mar en una extensa zona entre los municipios de Los Llanos de Aridane -el más afectado-, El Paso y Tazacorte y ocupa 680 hectáreas. El ancho de la colada supera los 1,7 kilómetros mientras que el perímetro no deja de crecer y es ya de 53 kilómetros.

En su avance la lava sigue destruyendo edificaciones. El programa de satélite Copernicus Sentinel-2 cuantifica en 1.458 las edificaciones dañadas, entre viviendas, cuartos de apero (95), naves industriales (47) y negocios. La superficie agrícola arrasada se acerca a las 200 hectáreas, de las que casi 100 son plataneras, que es el principal cultivo de La Palma y la base de la economía de la isla. Las pérdidas en el sector platanero se estiman en entre 30 y 40 millones. Hay 6.400 evacuados, incluyendo los nuevos desalojos, y las personas que han perdido su vivienda bajo la lava son 1.254, según los datos del Cabildo de La Palma.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha indicado hoy en el Parlamento regional que el volcán de La Palma es el “peor” que ha afectado a Europa en este siglo y aún continúa. Ayer las emisiones de dióxido de carbono (SO2) ascendieron a más de 17.700 toneladas diarias lo que indica que la erupción no va a cesar “ni a corto ni a medio plazo”, como indica la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco. Para considerar que la erupción ha reducido su actividad y está cerca de terminar tendría que tener unas emisiones de SO2 de 100 toneladas diarias o incluso por debajo. Algunos expertos apuntan a que aún durará meses. En este escenario el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ayer viajó a la isla por cuarta vez, pidió a los palmeros “paciencia”. “Se que es difícil pero no podemos hacer nada hasta que el volcán pare su actividad”, les dijo.(La Vanguardia)

back to top