El presidente de Serbia, Alexandar Vucic, afirmó que muchos países de la Unión Europea están en "una guerra directa" contra Rusia

El presidente de Serbia, Alexandar Vucic, afirmó este sábado en una rueda de prensa que muchos países de la Unión Europea están en "una guerra directa" contra Rusia en el contexto del actual conflicto en Ucrania.

"Ellos envían obuses, aviones, [sistemas antiaéreos] S-300 a Ucrania, y ¿cómo piensan que van a tratarnos? Nuestra posición es extremadamente complicada", recalcó el mandatario citado por medios locales.

En este sentido, reveló que en la cumbre entre los líderes de la Unión Europea y de los Balcanes occidentales de esta semana, 16 de los 27 jefes de Estado del bloque comunitario instaron "directa o indirectamente" a Belgrado a unirse a las sanciones antirrusas por el operativo militar de Moscú en Ucrania. Vucic dijo que está al tanto de "lo enfadados que están muchos" de los líderes europeos acerca de la postura de Serbia.

Pese a esta diferencia en enfoques, el mandatario aseguró que el país seguirá con sus aspiraciones para ingresar en la zona comunitaria, ya que "debería haber un enfoque racional y pragmático en la política que tiene en cuenta los intereses". "Si no entienden cuán importante y necesaria es la UE, no puedo cambiar esto", agregó, recordando que en Serbia hay entre 300.000 y 500.000 trabajadores que dependen directa e indirectamente de compañías extranjeras, la mayoría de ellas procedentes de la UE.

Por otra parte, Vucic admitió que su nación debe encontrar alternativas al petróleo ruso, porque experimenta dificultades con sus suministros. Al respecto, señaló que "dos grandes compañías no están importando" crudo, por lo que solo trabaja la Industria Petrolera de Serbia (NIS, por sus siglas en serbio), que pertenece en su mayoría a la compañía rusa Gazprom, lo que hace que algunos productores no quieren cooperar con ella.

"El petróleo solo puede llegarnos a través del oleoducto del Adriático, ya que están empezando a chantajearnos también por el petróleo iraquí de Kirkuk", se quejó el mandatario, citado por el tabloide local Blic.

En cuanto al gas, el jefe del Estado garantizó que la nación llenará sus depósitos con 400 millones de metros cúbicos de reserva para el próximo 1 de septiembre.(RT)

back to top